Krugman cree que en Portugal hay margen para aliviar la carga de austeridad

El Nobel de Economía estadounidense Paul Krugman declaró hoy que en Portugal la carga de austeridad fue "mayor de lo necesario" durante la crisis, por lo que existe algún margen para aliviar ahora los ajustes y recortes.

En una conferencia celebrada en Lisboa, el economista consideró que el nuevo Gobierno, de signo socialista, está "intentando liberarse un poco de la camisa de fuerza" que le fue colocada por la troika de acreedores en el período que el país vivió bajo el rescate financiero (2011-2014), una actitud en línea con sus postulados.

Pese a reconocer que existe espacio "para ser menos severo", Krugman incidió en que el Ejecutivo "no tiene gran margen de maniobra para alterar el escenario macroeconómico" y en que no puede "dejar de preocuparse por la deuda", que continúa a niveles muy elevados, en torno al 130 % del PIB luso.

Durante su intervención, reveló que no está de acuerdo con todas las medidas aprobadas por el Gobierno para intentar aliviar la austeridad, y citó como ejemplo la subida del salario mínimo, que consideró demasiado alta.

El ganador del Nobel de Economía en 2008 por sus trabajos sobre comercio internacional explicó que "no existen motivos para ser religioso" con los objetivos de reducción del déficit público, y subrayó que un punto arriba o abajo "no será esencial para resolver el problema".

El economista -que durante la crisis se erigió en claro opositor a las políticas de austeridad adoptadas en el seno de la Unión Europea- destacó que la demografía es uno de los principales retos de Portugal, debido al preocupante envejecimiento de su población.

Krugman, conferenciante estrella del VI Congreso de la Asociación Portuguesa de Empresas de Distribución, elogió la labor del Banco Central Europeo por intentar utilizar la política monetaria para estimular el crecimiento en el continente, pero criticó a la Comisión Europea por "la rigidez de las reglas" presupuestarias en materia de déficit.

"Los países no están siendo indisciplinados desde el punto de vista presupuestario (...). Una economía europea eternamente deprimida no interesa a nadie", sentenció.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.