Intesa Sanpaolo quiere incorporar por fusión tres pequeños bancos de Italia

El grupo bancario Intesa Sanpaolo, uno de los más grandes de Italia por volumen de capital social, informó hoy de su intención de incorporar por fusión las cajas de ahorros Cassa di Risparmio del Friuli Venezia Giulia y Cassa di Risparmio del Veneto, y el Banco di Napoli.

El grupo italiano explicó en un comunicado que hoy depositó en el Registro de Empresas de Turín estos tres proyectos de fusión, después de haber recibido la autorización pertinente por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Estas fusiones deberán ser aprobadas por el Consejo de Administración de Intesa Sanpaolo en los próximos días.

Intesa Sanpaolo es uno de los grupos bancarios más importantes de Italia, donde cuenta con 4.700 filiales y 12,3 millones de clientes.

Con una capitalización de mercado de 53.100 millones de euros, está presente también en Europa, América, Asia y África.

El pasado año, Intesa Sanpaolo se hizo con los activos sanos de Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca a un euro simbólico, después de que estos dos fueran sometidos a una "liquidación ordenada" por parte del Gobierno italiano por los problemas financieros que tenían en sus cuentas.

Los dos bancos, que fueron declarados por el BCE inviables o en camino de serlo, fueron así salvados y el Gobierno italiano evitó que su crisis supusiera un grave impacto sobre el conjunto del sistema bancario italiano.

La banca italiana ha atravesado en los últimos años importantes problemas, motivados por la vasta cartera de créditos morosos que acumuló en el pasado.

En 2015, el Ejecutivo del entonces primer ministro Matteo Renzi tuvo que rescatar a los bancos Popolare Etruria, Banche Marche, Cariferrara y Carichieti con un decreto conocido como "salva-banche" (salva bancos) que fue fuertemente criticado por cientos de ahorradores italianos.

En 2017, el banco Monte dei Paschi (MPS), el más antiguo del mundo, fue recapitalizado cautelarmente por parte del Gobierno italiano con un dinero público que le proporcionó los fondos que necesitaba para sanearse.

Y es que, además de la inmensa cartera de créditos morosos, entre los principales problemas que caracteriza al sector bancario italiano están la existencia de numerosos bancos pero de pequeño y mediano tamaño y la falta de transparencia que opera en algunos casos.

Por eso, el gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco, ha señalado en numerosas ocasiones que es prioritario que se favorezcan las fusiones, especialmente entre los pequeños bancos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.