Expira el miércoles plazo para ofertar por buque Aris-Tima quemado en Mahón

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha informado hoy de la finalización el próximo 10 de agosto del plazo para presentar solicitudes para la subasta del buque Aris-Tima, que se incendió en el puerto de Mahón en febrero de 2011.

La embarcación, que era utilizada como vivienda por un matrimonio holandés, tiene 40 metros de eslora, nueve metros de manga y actualmente está atracada en la rada mahonesa tras ser declarada en abandono.

Se trata de un buque pesquero construido en 1983 cuyo presupuesto de licitación es de 493.000 euros.

Desde la APB han señalado por medio de las redes sociales de que podrán tomar parte en la subasta las personas físicas y jurídicas que se hallen en plena disposición de sus capacidades jurídicas y de obrar de acuerdo con las normas contenidas en el Código Civil sobre capacidad general para toda clase de contratos y, en particular, para el contrato de compraventa.

El consejo de administración de la APB declaró en abandono el buque en octubre de 2014 y autorizó su venta en subasta pública por un precio base de licitación de 580.000 euros.

Sin embargo, no se presentó ninguna oferta y, por ello, se ordenó la celebración de una nueva subasta con una reducción del precio base de licitación del 15 por ciento.

En el caso de quedar nuevamente desierta, se procedería a otra subasta reduciendo otro 15 por ciento el precio y, si de nuevo no se presentasen ofertas, se iniciaría el procedimiento de contratación directa del patrimonio de las Administraciones Públicas.

Finalmente, en el caso de que no hubiera interesados, se procedería al desguace de la embarcación.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.