España capta 9.000 millones con una emisión sindicada a 10 años

España ha captado hoy 9.000 millones de euros en una nueva emisión sindicada a diez años, en la que los bancos colocan directamente la deuda entre inversores, y que ha recibido una extraordinaria acogida por parte de los inversores, cuyas peticiones superaron los 29.700 millones de euros.

Según fuentes del mercado consultadas por Efe, la fuerte demanda permitió que se colocara la deuda a un precio de 105 puntos básicos sobre mid-swap, referencia de emisiones a tipo fijo, y más barato de lo previsto en un primer momento.

Esto se traduce en un cupón del 1,95 % y una rentabilidad del 1,986 %, 22 puntos básicos por debajo de la última emisión a diez años en junio de 2015, ha añadido el Ministerio de Economía en un comunicado.

La operación sindicada de hoy es la primera colocación de deuda de España en 2016, año en el que se ha fijado como objetivo una emisión neta de 45.000 millones, un 9,1 % inferior a la prevista en los Presupuestos Generales del Estado, y permite captar un 7,2 % la previsión de emisión de valores a medio y largo plazo para el año.

Barclays, BBVA, BNP, CaixaBank, Citi y Morgan Stanley han ayudado a vender directamente la deuda entre grandes inversores, el 65,4 % de ellos extranjeros, entre los que destaca la participación de Reino Unido con un 23,3 %; Estados Unidos y Canadá, un 11,8 %; Francia e Italia, ambas con un 9,4 %; Escandinavia, un 7,3 %, por encima del 7,1 % de Alemania, Austria y Suiza.

Por tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las entidades bancarias con el 38,2 % del total, las gestoras de fondos con un 37,6%, y aseguradoras y fondos de pensiones con un 11,3 %, en tanto que los bancos centrales e instituciones oficiales se han hecho con un 6,6 % del total, los fondos apalancados con un 5,5 % y un 0,8 % el resto de inversores.

Con esta emisión sindicada, el Tesoro ha puesto en el mercado un nuevo bono a diez años, que vence el 30 de abril de 2026, dos días antes de que subaste bonos a tres y cinco años, y obligaciones que vencen en 2023, con los que captará entre 4.000 y 5.000 millones.

Además de ser la primera del año, la emisión sindicada de hoy llega poco después de la investidura del nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que aboga por la independencia de la región, y tras las elecciones generales, de las que todavía no ha salido un gobierno.

Los comicios del pasado 20 de diciembre dejaron un panorama político inestable, ya que, aunque el Partido Popular obtuvo el mayor número de votos, se quedó muy lejos de obtener una mayoría suficiente para gobernar en solitario.

Pese a que desde aquel momento se ha producido un periodo de diálogo político, hasta la fecha no se ha podido alcanzar un pacto para formar gobierno, pero a tenor de las peticiones, los inversores siguen mostrando interés por España.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.