España aboga por que la UE deje atrás la política de austeridad fiscal

El Gobierno español en funciones defiende que la UE debe "reflexionar" sobre su política en materia de austeridad fiscal, dado el enfriamiento global de la economía, y aboga por aprovechar el debate sobre el "Brexit" para avanzar en la emisión de "eurobonos".

La posición de España en estos asuntos fue transmitida hoy por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, a su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, con quien mantuvo una reunión bilateral en Lisboa.

En declaraciones a los periodistas, Margallo aseguró que los Ejecutivos de ambos países tienen en estos asuntos una postura similar, por lo que apostó por hacer valer su opinión en Bruselas como un frente "ni ideológico ni geográfico, sino por el bien de Europa".

"Comparto la necesidad de que la UE reflexione sobre la política que se está siguiendo en materia de austeridad fiscal. Creo que en un momento en que hay sombras en el horizonte económico, la flexibilidad en los presupuestos es absolutamente imprescindible", explicó.

El titular en funciones de la cartera de Exteriores subrayó que la política monetaria -implementada a través del Banco Central Europeo- "ha dado ya todo lo que podía dar" de sí.

España y Portugal también mostraron su "preocupación" por el resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, programado para el próximo 23 de junio.

"Los dos gobiernos coincidimos en que sea cual sea el resultado, sí o no, es el momento de que la UE dé un salto adelante en el proceso de construcción europea", afirmó.

En este sentido, consideró que el debate alrededor del "Brexit" supone "una ocasión" para que se avance en el proyecto de emitir "obligaciones europeas".

"Los 'eurobonos' obligarían a establecer una agencia de deuda, un departamento del Tesoro, un Gobierno económico. Y ese paso tiene precedentes históricos, en EE.UU., que nació como país después de que las trece colonias originales decidieran mutualizar su deuda", argumentó.

Margallo incidió en que será entonces, cuando se llegue a un acuerdo de estas características, que nacerán "los Estados Unidos de Europa", lo que calificó como la "gran aspiración".

El ministro de Exteriores luso, por su parte, señaló que su Gobierno está "dispuesto a considerar todas las soluciones que refuercen la integración de la zona económica y monetaria" europea, y destacó la importancia de una "mayor convergencia económica" entre todos los países miembros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.