Macroeconomía

¿En qué fondos invertir en los de reparto o en los de acumulación?

Ambas opciones son atractivas en cualquier situación de mercado e invertir en una categoría no significa que no se pueda invertir en la otra. Al contrario, contar con fondos de acumulación y con fondos de reparto puede contribuir a...

N. R. está interesado en invertir en un fondo de inversión y le han hablado de los fondos de reparto y de acumulación. Pregunta a nuestros expertos que con la actual situación de los mercados en qué tipo de las dos categorías le recomiendan invertir y dentro de cada categoría cuáles consideran que son los que más rentabilidad pueden ofrecerle.

Mar Barrero, analista financiero de Profim, asesores patrimoniales Eafi, le responde que en estos momentos, son muchas las entidades, principalmente extranjeras, las que comercializan en España fondos de inversión de renta variable y de renta fija que cuentan con una clase de distribución. Estos productos en lugar de ir acumulando los dividendos o cupones que les pagan las empresas en las que invierten lo que hacen es repartirlos trimestral, semestral o anualmente entre sus partícipes.

Por lo general, los fondos de reparto finalizan su denominación incluyendo el término 'distribución' (Dist) o 'Income' (Inc), mientras que los fondos que no reparten suelen finalizarlo con el término 'Acumulación' (Acc).

Ambas opciones son atractivas en cualquier situación de mercado e invertir en una categoría no significa que no se pueda invertir en la otra. Al contrario, contar con fondos de acumulación y con fondos de reparto puede contribuir a gestionar el patrimonio de manera más eficiente.

Por un lado, los fondos de reparto permitirán contar con rentas periódicas que ayuden a cubrir las necesidades de liquidez a corto plazo sin necesidad de tener que deshacer las inversiones realizadas y, por otro, los fondos de acumulación permitirán obtener un mayor rendimiento al aplicar las revalorizaciones que tenga el fondo no sobre la inversión inicial sino sobre el capital que se acumula año tras año.

Respecto a los fondos de reparto sus dos mayores desventajas frente a los de acumulación son su fiscalidad, la retención sobre el cupón, dividendo, en el momento del cobro y la obligación de declarar el cupón recibido en la declaración del IRPF, y la pérdida del efecto de acumulación. Si algo bueno tienen los fondos de acumulación es que las ganancias (también las pérdidas) se van añadiendo al patrimonio del fondo (así como los dividendos o cupones que cobran los fondos por los activos en cartera y que no se reparten) y eso hace que la revalorización sea mayor puesto que tú inviertes una cantidad y si el fondo cierra el año en positivo, al año siguiente la subida es sobre lo acumulado no sobre lo invertido (en un depósito la revalorización se haya sobre la inversión realizada).

No hay una categoría de fondos que ofrezca un mayor dividendo o cupón, respecto a otra. Depende de cada producto y de la política de reparto que haya establecido la entidad gestora para cada fondo. Es posible encontrar, dentro de una misma entidad, fondos que ofrecen una mayor rentabilidad vía cupón en sus fondos de renta fija que en sus productos mixtos o de renta variable con independencia de que los fondos de acciones, por mercado, ganen más en el año.

En cuanto a la cuestión sobre qué categoría (renta fija, variable, mixtos...) consideramos que es la más recomendable para 2017, señalar que todo dependerá del perfil de cada uno y el volumen que se desee destinar a fondos. Sí es verdad, que, en estos momentos, los activos que presentan un menor atractivo son los de renta fija pública y privada de mayor calidad crediticia. Dentro de esta categoría (fondos de renta fija), nuestra recomendación es centrarse en fondos de deuda europea de corto plazo y gestión activa, fondos de deuda global con presencia en sus carteras de bonos flotantes, principalmente de emisores norteamericanos y si se es un inversor de perfil muy agresivo: fondos de renta fija emergente de corto plazo.

El porcentaje que recomendamos destinar actualmente a fondos de renta fija en una cartera equilibrada, ni muy conservadora ni muy agresiva es del 25 por ciento.

A la hora de invertir en renta variable, la recomendación es que se diversifique tanto con fondos de bolsa europea como norteamericana que tengan una mayor exposición a sectores cíclicos (industrial, financiero o consumo cíclico).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.