El PP pide a la Junta la retirada del presupuesto para consensuar uno nuevo

El grupo popular en las Cortes de Castilla-La Mancha ha pedido hoy al Ejecutivo regional que retire el proyecto de ley de presupuestos de la Junta para 2017, que se debate hoy en las Cortes, y ha ofrecido consensuar unas cuentas nuevas para la comunidad autónoma.

El portavoz del PP en las Cortes, Francisco Cañizares, ha realizado esta petición durante su intervención en el pleno de la cámara autonómica en el que ha defendido el primer bloque de las 162 enmiendas parciales que su grupo ha mantenido vivas para el debate en el pleno, tras haber sido rechazadas en la Comisión de Economía y Presupuestos.

Cañizares ha iniciado su intervención admitiendo que todos los parlamentarios sienten "un nudo en la garganta" por la muerte repentina de la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, y ha señalado que ella compartía con el resto de diputados "la importancia de lo que se está haciendo hoy", que es defender las distintas ideas políticas "en busca de lo mejor para los ciudadanos".

En cuanto al presupuesto, Cañizares ha incidido en la necesitad de que el Ejecutivo regional retire las cuentas y las consensúe con el PP, una oferta que también ha hecho su partido "en Extremadura, en Asturias" y en otras comunidades, para elaborar conjuntamente un presupuesto que "apueste por el desarrollo de la tierra" y no sea "un instrumento de lucha con Podemos", como a su parecer ocurre con el presupuesto de Castilla-La Mancha para 2017.

En este sentido, ha afeado que el PSOE y el Gobierno regional haya aceptado las propuestas de Podemos para subir los impuestos en 2017 en la región, lo que a su parecer va a su poner que "se vayan las empresas de Castilla-La Mancha" y no conllevará "mayores ingresos para la región".

"Les tiendo la mano, que ya vamos tarde, que vamos mal y les pido que hagan lo que hacen con el PP en otros sitios, que es volver a políticas moderadas de consenso", ha ofrecido Cañizares al PSOE, mientras que a Podemos les ha preguntado "cómo es posible que sigan apoyando" al Gobierno regional presidido por Emiliano García-Page tras el grado de ejecución del presupuesto de la Junta en 2016.

Asimismo, ha preguntado al Gobierno regional "cómo es posible que metan facturas en los cajones para cumplir" el objetivo de déficit de 2016, y ha sostenido que ello se demuestra en que la desviación de enero de 2017 ha sido del 0,23 por ciento, un total de 92 millones, frente al déficit de enero de 2016, que fue del 0,03 por ciento, que eran 12 millones.

"Se sabe que muchos compromisos de diciembre y noviembre se pagaron en enero para ocultar la realidad de la nefasta gestión del Gobierno regional", ha denunciado Cañizares, que ha alertado de que si el déficit sigue al ritmo actual, Castilla-La Mancha terminará el año con una desviación del 2 por ciento.

Así, ha denunciado que el Gobierno regional "engaña, oculta los datos, intenta que se comulgue con ruedas de molino", mientras que, por contra, ha defendido que el PP "quiere que el dinero se destine a lo que pone el presupuesto".

En cambio, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha tomado la palabra desde su escaño para negar que el Gobierno regional tenga "facturas escondidas en los cajones" y ha recalcado que esta práctica no es posible gracias a la aplicación de la factura electrónica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.