El PIB de CyL crece 3,4% en primer trimestre aunque con visos desaceleración

El Producto Interior Bruto de Castilla y León creció un 3,4% en el primer trimestre del año respecto al mismo de 2015, una décima menos que en el anterior, con algunas inversiones previstas en la Comunidad "hibernadas" por el contexto político y visos de desaceleración en lo que queda de año.

Apoyado por el tirón "muy fuerte de la industria", de hasta el 6,8 por ciento, y del sector exterior, el PIB castellanoleonés avanzó en tasa intertrimestral del 0,6 al 1 por ciento, según los datos ofrecidos hoy en rueda de prensa por la consejera de Economía y Hacienda Pilar del Olmo, que ha destacado que se han creado 23.429 puestos de trabajo equivalente en dato interanual.

El crecimiento es "muy positivo", con doce meses consecutivos de aumento en dato intertrimestral y nueve en tasa interanual, con ese ligero retroceso de una décima que hace que no se vean "signos claros de desaceleración" en el primer trimestre y que se espera en los próximos ya que las previsiones, ha recordado del Olmo, son que la economía regional crezca un 2,7% al final de año.

La consejera ha observado que se trata de la contabilidad del primer trimestre del año, en el que todavía no había "tanta inestabilidad en el ámbito político como actualmente", y ha sostenido que esa incertidumbre está afectando tanto a las inversiones extranjeras, algunas planeadas pero que están "hibernadas" a la espera de lo que pueda ocurrir, como a la demanda interna.

Desde la perspectiva de la oferta, en el primer trimestre todos los sectores productivos crecieron, en términos interanuales, salvo los de las ramas energéticas, con un repunte del Valor Añadido Bruto (VAB) del sector primario del 2,5 por ciento, por debajo del 3,4 con que cerró el cuarto trimestre de 2015, con un crecimiento de la producción agrícola y menor incremento de la ganadera.

El VAB de la industria creció un 6,8 por ciento (4,7 el anterior), un sector que está tirando muy fuerte, muy por encima del dato nacional, y que la consejera ha confiado que tire del sector servicios, que "aquí está mas rezagado" que en España, ha apuntado Del Olmo.

En la industria han crecido las ramas manufactureras, con la automoción y la agroalimentación a la cabeza, y con decrecimiento de las ramas energéticas, aunque menor que en el trimestre anterior.

La construcción creció un 1,1 por ciento, por debajo del 3,1 por ciento del trimestre anterior, debido a una menor edificación no residencial y de la obra civil; y el sector servicios de desaceleró siete décimas al pasar del 3,3 al 2,6, por un menor crecimiento tanto de los servicios del mercado como del no mercado.

Desde el lado de la demanda, en el primer trimestre de 2016 se redujo en tres décimas la aportación de la demanda interna al crecimiento del PIB (2,7 en el cuarto trimestre de 2015), aunque el sector exterior aportó un punto porcentual, dos décimas más que en el trimestre anterior.

En cuanto al gasto en consumo final se incrementó un 2,3 por ciento, seis décimas menos que en el cuarto trimestre de 2015, por el mantenimiento del consumo en los hogares y la caída en administraciones públicas.

En este primer trimestre también creció la inversión, hasta un 2,8 por ciento, cinco décimas menos que el trimestre anterior, el sector exterior, que también incluye las ventas a otras autonomías, creció un 2,5, frente al 3,8 del trimestre anterior; con aumento de todos los sectores salvo el citado de las administraciones públicas.EFE

mr

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.