El pago a proveedores de las autonomías baja por primera vez de los 30 días

El periodo de pago medio a proveedores del conjunto de las comunidades autónomas ha bajado por primera vez del plazo máximo de 30 días fijado legalmente por la normativa de morosidad y se sitúa en 29,46 días, según datos facilitados por el Ministerio de Hacienda.

Esta cifra supone una caída de 3,85 días con respecto al mes anterior y marca el mejor dato desde el inicio de la serie.

La variación del pago medio se debe a la disminución de 19,31 días en la ratio de operaciones pendientes de pago y al incremento de 17,63 días en la de operaciones pagadas.

Ha incidido especialmente el abono de las facturas correspondientes al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), con casi 3.000 millones de euros.

Por su parte, el pago medio a proveedores del conjunto de las entidades locales se sitúa en 42,55 días, 20 días menos que en el cierre del tercer trimestre de 2016 y bajaría hasta los 6,51 días si se excluyeran aquellos municipios que presentan un pago medio superior a 60 días.

Por comunidades, destaca que Aragón y Extremadura han cumplido por sexto mes consecutivo el plazo máximo de pago previsto en la normativa de 30 días.

Así, en ambos casos quedaría finalizado el procedimiento de retención, conforme a lo previsto en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Por contra, incumplen el plazo de 30 días la Comunidad de Cantabria, Baleares y Comunidad Valenciana, y la Región de Murcia, alcanza los 60 días.

Cataluña y Madrid, que en noviembre estaban por encima de los 30 días, han situado su pago medio a proveedores en diciembre por debajo de dicho límite.

La deuda comercial disminuye en 1.206,58 millones de euros, situándose en 6.772,77 millones de euros, un 0,61% del PIB, y bajando por primera vez de los 7.000 millones de euros desde que se dispone de datos.

Desde 2012 hasta diciembre de 2016, la deuda comercial de las 14 comunidades autónomas que suscribieron el plan de ajuste (en términos homogéneos) se ha reducido un 75,9 por ciento.

En cuanto a la deuda no financiera, aumenta en 2.594,8 millones de euros -21,37% con respecto al mes anterior- y se sitúa en 14.443,89 millones de euros.

El incremento de la deuda no financiera, en el que influyen especialmente las operaciones propias del cierre del ejercicio, se ha debido principalmente según Hacienda a la variación del capítulo de transferencias corrientes y gastos de personal.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.