El número de concursos de acreedores en Asturias cayó un 15,6 % en 2015

Asturias contabilizó el pasado año un total de 130 concursos de acreedores -107 de empresas y 23 de personas físicas-, lo que supone un descenso del 15,6 por ciento respecto a los 154 de 2014, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada hoy.

De ese total, 110 concursos fueron voluntarios y 20, necesarios.

Los concursos de acreedores de empresas bajaron el 17,7 por ciento, al pasar de las 130 de 2014 a las 107 del pasado año, mientras que los de personas físicas se redujeron en uno, al pasar de los 24 de 2014 a los 23 de 2015.

Por tipo de actividad, el mayor número de concursos empresariales en Asturias correspondieron a la construcción, con 29; el comercio al por mayor, con 19; hostelería, con 8, y actividades profesionales, también con 8.

La mayor parte de los concursos de empresariales en la región, un total de 84, correspondió a empresas con menos de 20 asalariados, aunque siete de ellas tenían entre 20 y 49 asalariados; dos, entre 50 y 99, y una, más de 100, mientras que las trece restantes están sin clasificar.

El descenso en el conjunto del año se produjo a pesar de que Asturias registró en el cuarto trimestre un aumento interanual de los concursos de acreedores del 60,9 por ciento, el mayor entre las comunidades autónomas, con un total de 37, de los que 26 corresponden a empresas y 11, a personas físicas.

En el conjunto del país, el número de empresas que se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) cayó en 2015 por segundo año consecutivo hasta alcanzar las 4.916, un 25,1 % menos que un año antes.

El número total de deudores (incluidas personas físicas) ascendió a 5.510, un 24,3 % menos que un año antes; en 2014, esta cifra se redujo un 30 %, después de que en 2013 crecieran un 6,5 % tras sumar tres años al alza.

Del total de concursos, 5.135 fueron voluntarios (un 24,7 % menos que un año antes), y 375 necesarios (un 19 % menos), y por clase de procedimiento, los ordinarios cayeron un 31,7 % y los abreviados, un 22,7 %.

Por lo que respecta a la actividad del último trimestre del año, entre octubre y diciembre entraron en concurso 1.205 empresas, un 17,7 % más que entre julio y septiembre pero un 23,4 % menos con respecto al mismo periodo del año anterior.

En total, sumando empresas y personas físicas, en el último trimestre el número de deudores concursales fue de 1,381, un 20,8 % más que en el trimestre anterior, pero un 20,9 % menos que un año antes.

En cuanto al número de personas físicas sin actividad empresarial concursadas, alcanzo el pasado año 594, un 17 % menos que en 2014.

No obstante, el grueso de los deudores concursados lo asumieron las empresas, que representaron el 89,2 % del total.

Atendiendo a la actividad económica, el 41,6 % de las empresas concursadas provino del sector del comercio y de la construcción; tanto éstas como las del sector industrial y de la energía vieron como se reducía el número de concursos, no así en agricultura, ganadería y pesca, la única con tasas positivas (24,6 %).

Un 80,3 % de las empresas concursadas eran sociedades de responsabilidad limitada, y un 36,6 % se encontraban en el tramo más bajo de volumen de negocio -hasta 250.000 euros-.

En cuanto a la antigüedad de la empresa, un 22,3 % eran sociedades con 20 años o más, en tanto que un 15,7 % tenía cuatro o menos años de vida.

Por lo que respecta a la distribución regional, Cataluña fue la comunidad autónoma con mayor número de deudores registrados (1.089), seguida de Valencia (902) y Madrid (817); entre las tres concentran el 51 % del total.

En Andalucía había en 2015 un total de 608 deudores concursados; en el País Vasco, 353, en Galicia, 326, en Castilla y León, 224, en Castilla La Mancha, 216, en Aragón, 180, en Canarias, 162, en Baleares, 141, en Asturias, 130, en Murcia, 124, en Navarra, 75, en Extremadura, 74, en Cantabria,54, y en La Rioja, 33.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.