El grupo francés Veolia completa su oferta nuclear con la compra de Kurion

El grupo francés Veolia anunció hoy que ha completado su oferta de servicios nucleares con la adquisición de la estadounidense Kurion, cuya tecnología se usó en la estabilización de la central de la japonesa Fukushima.

La operación se eleva a 350 millones de dólares (unos 320,8 millones de euros) y permite a Veolia disponer "del conjunto de soluciones y saber hacer tanto en materia de saneamiento de equipos nucleares como en el tratamiento de desechos de radiación débil".

La unión de las tecnologías de uno y otro grupo, según su comunicado, hace que Veolia pueda desarrollar una filial industrial "de primer orden" en esas labores.

Kurion, que emplea a más de 200 personas, se fundó en 2008 y está especializada en la separación de desechos nucleares, las técnicas de estabilización y las tecnologías robóticas de acceso a lugares confinados.

La compra está todavía pendiente de la aprobación de las autoridades estadounidenses, especialmente de las encargadas de la competencia.

Veolia avanzó que a medio plazo podrían llevarse a cabo sinergias para desarrollar una oferta integrada para el saneamiento y recuperación de equipos y el tratamiento de desechos sólidos y líquidos, que será propuesta tanto al sector nuclear como a la industria petrolera y farmacéutica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.