El fundador de Zed niega irregularidades en la adjudicación de subvenciones

El fundador de la tecnológica Zed, Javier Pérez Dolset, ha negado hoy haber dado pie a cualquier tipo de irregularidad en la adjudicación de subvenciones públicas a su grupo, y ha rechazado que terceras personas actuasen de intermediarias en estas ayudas pues habría renunciado a ellas.

Según han informado fuentes jurídicas, Pérez Dolset, que ha declarado por espacio de una hora, ha reconocido ser el titular de una sociedad en Panamá, si bien ha reiterado que no es cierto que disponga de fondos opacos (101 millones de dólares, según la querella de la Fiscalía) en aquel país.

En este sentido, ha calificado de falsa la documentación aportada a la causa por el Grupo Planeta, titular del 20 % del grupo Zed WorldWide, y ha remitido al juez un certificado expedido por un despacho de abogados panameño a fin de descartar la existencia de tal cuantía, en opinión de Anticorrupción, "procedente de la deslocalización y ocultación de capitales realizada en perjuicio de los accionistas y acreedores".

Asimismo, el empresario ha reconocido ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón haber sido presionado con varias denuncias, aunque no ha concretado de quiénes habrían procedido las coacciones.

El máximo accionista de la empresa tecnológica ha sido trasladado desde prisión, donde ingresó el pasado 30 de junio, a petición del magistrado, después de que en la comparecencia anterior se acogiera a su derecho a no declarar por posible indefensión jurídica al encontrarse la causa bajo secreto de sumario y desconocer los cargos.

Las mismas fuentes han indicado que la defensa se ha interesado por la celebración de una vistilla para la revisión de las medidas cautelares propuestas por el Ministerio Público, aunque previamente han presentado un recurso de apelación contra el presente procedimiento.

La investigación tuvo su origen en la denuncia del propio fundador de Zed contra sus socios rusos, ahora también querellados, por una "serie de actuaciones personales, societarias y empresariales" encaminadas a la absorción ilegal de empresas mediante un "procedimiento complejo" que culminaría con una situación de insolvencia.

Pérez Dolset fue detenido el pasado 29 de junio junto a otras siete personas por el presunto fraude de subvenciones de la tecnológica Zed WorldWide, que ocasionó un perjuicio patrimonial de más de 100 millones de euros, según la Fiscalía Anticorrupción.

Sin embargo, es el único de los ocho detenidos en ingresar en la cárcel, después de que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 solicitase la puesta en libertad para el resto, para quienes ordenó la retirada del pasaporte y comparecencias quincenales.

La querella, dirigida contra diecinueve personas, entre ellas los padres de Pérez Dolset, Juan Antonio Pérez y María Jesús Dolset, y sus hermanos, Ignacio y Patricia, considera que éstas generaron un daño "millonario" que se proyectaría "directamente entre los accionistas de la compañía, las entidades que la financiaron y los organismos públicos que le concedieron subvenciones".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.