El bono americano señala que la FED recortaría dos veces los tipos

jerome powell 630

El miércoles 29 de mayo, la tormenta perfecta que arrasó en el mercado de bonos hizo el Ibex 35 terminará con fuertes pérdidas y por debajo de los 9.100 puntos. La guerra comercial entre Estados Unidos y China y unos datos macro más débiles de lo esperado apuntan a un cambio de tendencia en la política monetaria de la Reserva Federal (FED). El diferencial de rentabilidad entre el título americano a tres meses y el bono a diez años, a menudo vigilado como predictor de una próxima recesión, se colocaba el miércoles en los -13 puntos básicos, su nivel más bajo desde 2007.

Los mercados ya descuentan dos rebajas y no una de los tipos por parte de la Fed. De hecho, los expertos de XTB comentaron ya, a finales de abril, que "los mercados globales se vieron afectados por la desaceleración a fines del año pasado, pero se han recuperado desde entonces, impulsados ​​por las conversaciones comerciales y la convicción de que el crecimiento económico mundial se recuperaría". Entonces, ¿cómo justifica eso las expectativas de recorte de tipos? "La realidad es que mientras los mercados se recuperaron, la economía no lo hizo" destacan los expertos de XTB. Sí, el crecimiento del primer trimestre de EE. UU. se ubicó en un sólido 3,2%, pero bombeado por los inventarios y las importaciones que disminuyeron. Mientras tanto, los datos de actividad empresarial siguen siendo suaves. ¿Es eso suficiente para reducir los tipos ahora a pesar de que el mercado laboral de Estados Unidos sigue siendo fuerte? La Fed no está libre de la presión política y ya lo hemos visto en lo que va del año. Las elecciones presidenciales de EE. UU. se celebrarán en otoño de 2020 y, si la Reserva Federal deseaba impulsar la economía antes de esa fecha, el recorte tendría que producirse más temprano que tarde.

A pesar de ello, el billete verde vuelve a dominar en el reino de las divisas, solo reportando pérdidas frente al SEK entre sus pares del G10.  Un titular de la prensa oficialista china levantó nuevos temores sobre la capacidad de respuesta del gigante asiático, al señalar que el país podría reducir la oferta de tierras raras hacia los EE.UU. Estos minerales, de los cuales China concentra el 70% de la producción global y el 80% de las importaciones norteamericanas, son un insumo esencial para la industria tecnológica y de defensa norteamericana. 

Según las últimas encuestas, el mercado da un 48% de posibilidades de que la Fed recorte tipos.

Ya en las últimas actas del banco central señaló que se mostrará cauto a la hora de volver a tocar los tipos al alza, tras tras los cuatro incrementos aplicados en 2018. El documento reitera que los miembros del equipo consideraron apropiado seguir siendo pacientes "durante algún tiempo", sobre todo, en un ambiente de crecimiento económico moderado y sin presiones de la inflación. Esta postura se mantendrá "incluso si la economía global y las condiciones financieras continúan mejorando".

Las tasas de interés en Estados Unidos permanecen en un rango de entre el 2,25% y el 2,5% desde diciembre del año pasado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.