El ahorro en seguros crece un "meritorio" 0,77%

Ni los tipos de interés en mínimos históricos ni la volatilidad de los mercados impidieron que en 2015 el ahorro gestionado en productos de seguros de vida creciera un 0,77 por ciento, hasta alcanzar los 167.594 millones de euros, convirtiéndose en el «refugio» de inversores con alta aversión al riesgo.

Los_«obligatorios»_seguros_de_las_hipotecas_0

Aunque el ahorro en seguros siguió creciendo en 2015 sumando un 0,77 por ciento, su ritmo de crecimiento se ha visto desacelerado respecto al experimentado en los últimos años: en 2014 creció un 1,6 por ciento. No obstante, este aumento, que alcanzó el año pasado los 167.594 millones de euros, ha sido «meritorio», en opinión de José Antonio Sánchez, director general de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), teniendo en cuenta el escenario en que se ha producido «con tipos de interés rondando el cero y donde el 73 por ciento de las inversiones en vida son en renta fija».

También Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, califica este incremento de «alentador», ya que hay que valorarlo en un entorno en que los tipos de interés están muy bajos y los datos que ofrece el Banco de España sobre las tendencias de ahorro de los españoles indican que ahorran cada vez menos. «Con los rendimientos financieros haciendo una nula aportación al crecimiento del negocio y en un entorno de ahorro débil, si el ahorro en seguro de vida consigue una expansión, por débil que sea, muestra su capacidad de adaptarse a las necesidades de los ahorradores y, consecuentemente, es valorado positivamente por ellos».

La presidenta de Unespa se mostró optimista ante el comportamiento que el ahorro gestionado en seguro de vida puede tener en 2016, ya que «podemos tener una senda de consolidación de crecimiento más acelerado este año, siempre tomando en consideración la volatilidad que se puede dar en los mercados, como estamos viendo estos días». 

Reconoció que otro hecho que apuntala este crecimiento en una situación como la actual es que el ahorro gestionado en productos de seguro de vida supone «un refugio» para aquellos ahorradores con una alta aversión al riesgo que tratan de huir de las turbulencias de los mercados. 

CRISIS SUPERADA

Tras años de caídas globales, el sector asegurador ha experimentado un cambio de tendencia en 2015, año en que se ha producido el primer crecimiento global del sector desde 2011. 

Los ingresos de las entidades aseguradoras por la venta de pólizas el año pasado ascendieron a 56.833 millones de euros, un 2,06 por ciento más que en 2014. Se trata de un porcentaje que «está lejos de ser modesto, a la luz del comportamiento tanto de la inflación como de la economía en su conjunto», aseguró González de Frutos.

De este importe, 31.313 millones correspondieron al ramo de no vida y los 25.521 millones restantes al de vida, según datos recabados por ICEA.
A juicio de la presidenta de Unespa, estos datos demuestran que «el sector asegurador español abandonó en 2015 la negatividad» y que estos resultados han de verse como «un paso hacia la recuperación». 

EL RAMO DE AUTOS ACELERA

Por lo que respecta a la facturación del ramo de no vida aumentó a cierre del cuarto trimestre un 2,40 por ciento en términos interanuales. La mejora de este ramo se fundamenta en varios factores. En primer término, el seguro de automóviles, que ha logrado cerrar el ejercicio con un incremento de sus ingresos. De esta forma, se revierte la tendencia negativa que empezó en otoño de 2008, cuando esta línea comenzó a anotar descensos trimestrales del volumen de negocio. Su ritmo de recuperación fue mejorando conforme avanzaba el año y a cierre de 2015 generó 10.046 millones de euros, un 1,69 por ciento más. Según la presidenta de Unespa, «este ramo ha superado la larga noche de los decrecimientos nominales».

SALUD Y DIVERSOS, LOS MEJORES RAMOS

Los ramos que registraron una mejor evolución fueron los negocios de salud y diversos. Las pólizas sanitarias aportaron 7.356 millones en primas hasta diciembre, un 3,13 por ciento más. La categoría de diversos mostró un vigor «levemente mayor» y subió un 3,27 por ciento, hasta alcanzar los 7.249 millones de euros. Bajo esta denominación se encuentran productos muy ligados al tejido económico español, así como seguros de gran capilaridad social, como el de decesos. 

La evolución del ramo de multirriesgos, que abarca las pólizas para hogares, comercios, comunidades, industrias y otros negocios, fue similar a la de automóviles. Incrementó su facturación un 1,72 por ciento, hasta los 6.662 millones de euros.

Para Pilar González de Frutos los resultados obtenidos en 2015 suponen «un cambio de tendencia imprescindible para seguir manteniendo la estabilidad en la actividad aseguradora» y manifestó su «esperanza» de que esta nueva tendencia «se consolide en 2016».

------------------------

Las aseguradoras quieren un supervisor independiente 

Pilar González de Frutos se mostró tajante en el acto de presentación de resultados del sector asegurador al manifestar que las aseguradoras quieren «un supervisor independiente del Gobierno, que cumpla con los estándares internacionales, dotado con recursos que le hagan fuerte y especializado en la actividad supervisora, como el modelo implantado en Europa».

Con estas declaraciones, la presidenta de Unespa, que fue directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, se posicionó a favor del subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, quien ha manifestado la necesidad de reformar el modelo institucional de supervisión del sector financiero y de separar la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) del Ministerio de Economía del que depende ahora.

González de Frutos ofreció que fuera el sector asegurador el encargado de financiar al nuevo supervisor, tal y como ocurre en otros países de nuestro entorno. A pesar de esta propuesta, tanto el subgobernador del Banco de España como la presidenta de la patronal del seguro han elogiado el trabajo realizado por la DGSFP durante la crisis. 

Pilar González de Frutos declaró que, aunque la Dirección General de Seguros no cumple los estándares internacionales que establecen que cualquier supervisor de una actividad financiera debe recoger en sus estatutos la independencia respecto del Gobierno, se trata de un «incumplimiento formal y no tanto material, porque la DGSFP se comporta con total independencia en relación al Ministerio de Economía».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.