Economía.- Sindicatos de Pescanova avisan que este mes tiene que avanzar en el convenio o reactivarán movilizaciones

Denuncian presión "subliminal" por parte de la empresa y le exigen "lealtad" y que cumpla el compromiso alcanzado en la mediación

Denuncian presión "subliminal" por parte de la empresa y le exigen "lealtad" y que cumpla el compromiso alcanzado en la mediación

VIGO, 6 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CIG, CUT, UGT y USO en Nueva Pescanova han avisado de que este mismo mes tiene que avanzar la mediación en la negociación sobre los convenios colectivos propios o, en caso contrario, reactivarán "el proceso movilizador".

Así lo han trasladado este jueves en una rueda de prensa los portavoces de los sindicatos Xosé Fernández Piñeiro (CIG), Ricardo Castro (CUT), Ignacio Couñago (UGT) y Teresa Varela (USO), que han censurado que la semana pasada, durante las reuniones con presencia de mediadores, los representantes de la empresa "no tenían capacidad de decisión".

"Cuando las cosas se ponían difíciles estaban consultando de manera reiterada por vía telefónica, entendemos que a las entidades financieras", ha apuntado Fernández Piñeiro, que ha adelantado que, "si esto no se modifica en un plazo corto, este mes", pedirán una junta con el consejo de administración de Nueva Pescanova, porque "son los que pueden tomar las decisiones".

En el marco de estas negociaciones, los sindicalistas también han emplazado a la empresa a mantener la "lealtad", ya que en la mesa con los mediadores se acordó que todas las partes renunciarían a las presiones, pero, según han asegurado, la empresa "no está cumpliendo el acuerdo y está haciendo --presión-- de forma subliminal".

Así, Castro ha censurado que Nueva Pescanova "lo que está haciendo es sustituir a gente con experiencia en las máquinas por gente que no la tiene, preparándose para las veladas --horas extra--, porque sabe que la gente que trabaja en esos puestos no va a velar". "Esto indirectamente es una medida de presión, y si ellos las hacen nosotros también haremos", ha subrayado.

Los sindicatos y Nueva Pescanova han acordado que el próximo martes 11 de abril enviarán a la mediación sendas propuestas --"tendrá que haber rectificación de una y otra parte en el sentido que sea", han reconocido--. Posteriormente, retomarán las negociaciones cuando sus posturas sean "más cercanas", previsiblemente y por cuestiones de calendario, tras Semana Santa.

NEGOCIACIÓN CON MEDIADORES

En cuanto a la ronda de reuniones con presencia de los mediadores de Inspección de Trabajo, los representantes de los trabajadores han recordado que hubo dos mesas, una en la que se trabajaba con CC.OO., y otra en la que se trabajaba con los demás sindicatos; y Castro ha considerado que "hubo avances por la unidad" de CIG, CUT, UGT y USO.

Según ha dicho, la unidad de estos sindicatos "hizo que la empresa empezase a moverse", entre otras cuestiones en lo relativo a la flexibilidad de jornada, pretensión de la empresa que se paralizó con la propuesta de un cuarto turno destinado a nuevos contratados o trabajadores voluntarios, que podría ser a tiempo completo --cinco jornadas consecutivas (más dos de descanso)-- o a tiempo parcial.

Además de la flexibilidad, los otros puntos clave de la negociación son los salarios y las nuevas contrataciones; así como el periodo de vigencia de los convenios, que la empresa quiere que sean entre 2016 y 2020 y los trabajadores entre 2016 y 2018.

Sobre la cuestión salarial, los sindicatos piden un alza del IPC más medio punto para 2016, con el objetivo de poder recuperar, al menos en parte, la pérdida de poder adquisitivo de la plantilla; y para los siguientes años, 2017 y 2018, reivindican el IPC real. Por su parte, la propuesta de la empresa consiste en una subida salarial del 0,75 por ciento para 2016 y del 1 hasta 2020.

Acerca de las nuevas categorías, Varela ha indicado que se acordó que los nuevos trabajadores promocionen cada dos años; pero sigue habiendo discrepancias, pues la empresa planteó aumentar un 2% las tablas salariales que había puesto encima de la mesa y que la promoción dependa de la valoración de la empresa, mientras la parte social pide que promoción sea automática y que el salario de entrada sea de unos 14.100 euros, y pase a 16.300 euros el segundo año.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.