Economía.- Repsol lidera proyecto para desarrollar un sistema de propulsión híbrido para el transporte urbano

Repsol encabeza el proyecto tecnológico 'Spain 2017', un consorcio de empresas y centros de investigación españoles para desarrollar un sistema de propulsión híbrido que mejore la competitividad en el transporte urbano.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Repsol encabeza el proyecto tecnológico 'Spain 2017', un consorcio de empresas y centros de investigación españoles para desarrollar un sistema de propulsión híbrido que mejore la competitividad en el transporte urbano.

En concreto, el proyecto combina la química, la eléctrica y la térmica, tres energías con las que se busca una alternativa eficiente para esta industria.

La investigación busca "un sistema de propulsión eficiente para vehículos de tamaño intermedio, tanto de mercancías como de personas, pensado para entornos urbanos, que es donde existe un problema mayor con las emisiones locales", según destaca María Dolores Cárdenas, investigadora del laboratorio de Motores del Centro de Tecnología Repsol y líder del proyecto 'Spain 2017'.

Financiado con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), a través del programa Consorcios de Investigación Empresarila Nacional (CIEN), y con Fondos Europeos para el Desarrollo Regional (Feder), en la investigación participan asimismo centros de investigación públicos como el CSIC y privados como la Universidad de Mondragón, Tecnalia o IK4.

El resultado del proyecto será un minibús de demostración de 19 plazas, con las mismas prestaciones que un vehículo diésel similar, sin problema de emisiones de NOx y de partículas, según explica la petrolera en su última 'Newsletter'.

El sistema de propulsión 'Spain 2017' (Sistema de Propulsión Avanzado Integrado) es un híbrido serie que compagina las tecnologías más eficientes en automoción: la electrificación, la inyección directa de gasolina ligera y la recuperación de energía de los gases de escape, con una unidad de control capaz de gestionar esa unión.

La tracción es eléctrica pura, pero se alimenta de dos fuentes: una batería que puede ser recargada externamente y un motor de combustión, que transforma la energía química de la gasolina en energía eléctrica, usando el cigüeñal del motor para mover un generador. La electricidad así producida, o bien se almacena en la batería o se emplea directamente en el motor de tracción eléctrico.

Así, el sistema reduce en 33 veces la emisión de partículas comparadas con las de un vehículo de gasolina, hasta prácticamente eliminarlas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.