Economía.- El supermercado es el lugar preferido por los españoles para comprar carne, según Asedas

El supermercado es el lugar preferido por los españoles para comprar carne, según las tendencias observadas por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) y que trasladó al comité organizador de Meat Attraction.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El supermercado es el lugar preferido por los españoles para comprar carne, según las tendencias observadas por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) y que trasladó al comité organizador de Meat Attraction.

El salón, organizado conjuntamente por IFEMA y la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) se celebra del 18 al 20 de octubre de 2017 en la Feria de Madrid, dibuja una "fiel radiografía" de este sector, gracias a las principales agrupaciones empresariales.

Dicha asociación, que agrupa a casi el 70% de la distribución con base alimentaria, participa en el comité organizador de Meat Atrraction, con la intención de contribuir al desarrollo del sector cárnico en España.

Las relaciones entre la distribución y el sector productor y transformador de carne han estado marcadas en los últimos años por una "cada vez mayor colaboración" entre los supermercados y las asociaciones interprofesionales que representan los diferentes tipos de este producto existentes en el mercado. Así, el trabajo se ha centrado en analizar y trasladar al sector las tendencias de consumo que se detectan en los lineales.

El canal preferido por los españoles para adquirir carne es el supermercado. Los últimos datos disponibles del MAPAMA indican que el supermercado de proximidad distribuye el 59,7% del total la carne fresca que se adquiere en España y el 71,2% de la carne procesada. Este formato se manifiesta también como el más económico, con una media de 5,46 euros el kilo en el caso de la carne fresca y de 9,31 euros, la carne procesada.

De la observación del comportamiento del consumidor, Asedas concluye que el consumo de carne se encuentra en un momento "disruptivo" marcado por la llegada de nuevas generaciones, que demandan otras maneras de preparar y comer carne.

Las nuevas tendencias están definidas por la demanda de piezas fáciles de elaborar y consumir; el concepto de lo saludable que se traduce en la apreciación de carnes blancas y bajas en grasa y sal --en el caso de las preparadas--; la demanda de la calidad, un concepto en el que el origen de las carnes cobra peso; el peso creciente del libre servicio aunque manteniendo el valor del carnicero como asesor --como valor orientativo, el 75% de la carne se vende al corte--; los preparados Premium, el caso de las hamburguesas combinadas con otros alimentos, y de los Meal Kits, las carnes listas para preparar y consumir.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.