Economía.- (Ampl.) General Electric reconoce un cargo de 5.070 millones en su cartera de seguros y plantea su escisión

El conglomerado industrial General Electric (GE) ha reconocido un impacto negativo de hasta 6.200 millones de dólares (5.070 millones de euros) después de impuestos en las cuentas referidas al cuarto trimestre de 2017 sobre su cartera de seguros, vinculada a GE Capital, tras realizar una revisión "exhaustiva" del negocio.

NUEVA YORK, 16 (EUROPA PRESS)

El conglomerado industrial General Electric (GE) ha reconocido un impacto negativo de hasta 6.200 millones de dólares (5.070 millones de euros) después de impuestos en las cuentas referidas al cuarto trimestre de 2017 sobre su cartera de seguros, vinculada a GE Capital, tras realizar una revisión "exhaustiva" del negocio.

Asimismo, GE ha apuntado que GE Capital, el brazo financiero del grupo, tiene previsto hacer contribuciones estatuarias de reserva de alrededor de 15.000 millones de dólares (12.272 millones de euros) durante los próximos siete años.

Según ha indicado, se ha aprobado una contribución escalonada de 3.000 millones de dólares (2.454 millones de euros) en el primer trimestre de 2018 y 2.000 millones de dólares (1.636 millones de euros) anuales desde 2019 a 2024.

"GE Capital inició una revisión exhaustiva de las reservas de seguros con la asistencia de destacados expertos externos", explicó el presidente y consejero delegado de GE, John Flannery, al tiempo que añadió que se trató de un proceso "riguroso" relacionado con las políticas de cuidado a largo plazo escritas por las compañías de seguros primarias y reaseguradas por North American Life & Health.

En este sentido, Flannery reconoció que, en un momento en el que el grupo avanza, un cargo de esta magnitud en la cartera de seguros resulta "profundamente decepcionante".

Tras hacerse públicas estas informaciones, a las que se les une la suspensión del dividendo de GE Capital a GE en un "futuro previsible", las acciones del grupo caían más de un 4% en las negociaciones previas a la apertura del mercado.

Por otro lado, la agencia de calificación Fitch decidió reiterar el rating sobre la nota de solvencia a largo plazo sobre GE, que mantuvo en 'A ' con perspectiva 'negativa'. Según apunta la firma estadounidense, el reciente anuncio empeora el valor de GE Capital y su capacidad a largo plazo para pagar dividendos a GE.

SPIN-OFF

A través de una conferencia telefónica dirigida a los inversores, Flannery aseguró que el grupo está evaluando su estrategia y estructura, incluida la escisión de sus principales divisiones en unidades de negocio separadas.

"Estamos buscando la mejor estructura o estructuras para nuestra cartera con el objetivo de maximizar el potencial de nuestros negocios", indicó. "Los resultados de los últimos años solo amplían mi creencia de que tenemos que seguir avanzando en el propósito de remodelar GE", añadió el directivo.

La posibilidad de escisión del conglomerado llega poco después de que Flannery, quien asumió el cargo de consejero delegado el pasado verano, revelara su plan para transformar al 'gigante' y centrarse en tres unidades: aviación, energía y atención médica. En noviembre también recortó el dividendo a la mitad y aseguró que se desprendería de 20.00 millones de dólares (16.336 millones de euros) en activos).

Además, hace solamente un mes, anunció el despido de 12.000 empleados de la unidad energética GE Power, que afectaría a todos los niveles de trabajadores, con el objetivo de reducir sus costes estructurales en 3.500 millones de dólares (2.858 millones de euros) para este año.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.