Economía.- Alemania logra un superávit récord hasta junio de 48.100 millones, el 2,9% del PIB

La 'locomotora europea' aceleró su crecimiento al 0,5% en el segundo trimestre, a pesar de las tensiones comerciales

La 'locomotora europea' aceleró su crecimiento al 0,5% en el segundo trimestre, a pesar de las tensiones comerciales

WIESBADEN (ALEMANIA), 24 (EUROPA PRESS)

El Tesoro alemán ha registrado un superávit presupuestario récord de 48.100 millones de euros en los seis primeros meses de 2018, equivalente al 2,9% del PIB, debido al impacto positivo en la recaudación del crecimiento de la economía y el empleo, así como por la moderación de las políticas de gasto, según la Oficina Federal de Estadística, Destatis.

El superávit de las administraciones públicas germanas refleja la diferencia entre unos ingresos de 761.800 millones y un gasto público de 713.700 millones, incluyendo un saldo positivo de 19.500 millones en el caso del Gobierno central y de 13.100 millones de los 'lander', mientras los ayuntamientos registraron un superávit de 6.600 millones y la seguridad social, de 9.000 millones.

La recaudación en la primera mitad del año aumentó un 5% interanual ( 36.500 millones de euros), con unos ingresos fiscales de 403.500 millones, un 5,2% más que un año antes, después del incremento de la recaudación del 7,2% a través de los impuestos sobre la renta y el patrimonio, mientras que la recaudación por impuestos a la producción y las importaciones subió un 2,7%.

Por su parte, la tendencia positiva del empleo permitió un incremento del 4,2% de las contribuciones sociales, mientras que los ingresos públicos también reflejan un crecimiento del 29,3% de los intereses y dividendos, particularmente a raíz del fuerte incremento del beneficio del Bundesbank.

Por contra, el gasto público registró un modesto aumento del 1,2% en el primer semestre, que Destatis atribuyó en parte al efecto de tomar como referencia en sus operaciones un presupuesto tentativo hasta mediados de julio, lo que llevó al Gobierno central a gastar menos que el año pasado. Además, como consecuencia del persistente entorno de bajos tipos de interés y el menor endeudamiento, los pagos del Gobierno por intereses cayeron un 8,7% anual.

No obstante, en el primer semestre se registró un sensible incremento del 12,3% del gasto en inversiones públicas, así como también un aumento del 4% en la partida destinada a retribuir a los empleados, tanto por el mayor número de trabajadores como por las subidas de salarios implementadas.

ALEMANIA ACELERA SU EXPANSIÓN.

Por otro lado, la oficina estadística germana ha confirmado su estimación preliminar de crecimiento del PIB en el segundo trimestre, cuando Alemania registró una expansión trimestral del 0,5%, una décima por encima del nivel observado en los primeros tres meses de 2018.

En comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, la economía alemana experimentó un crecimiento del 2,3% en datos ajustados por precios, frente al 1,4% del primer trimestre de 2018, mientras que al ajustar por precios y calendario, la expansión del PIB fue del 2%, una décima menos que en el primer trimestre.

Destatis destacó que este mejor desempeño de la economía alemana durante el segundo trimestre se alcanzó con 44,8 millones de ocupados, cifra que representa un incremento anual de 599.000 personas.

CRECIMIENTO EQUILIBRADO.

"Desafiando las críticas tan a menudo escuchadas a nivel internacional, la economía ya está mostrando un modelo de crecimiento muy equilibrado", declaró Carsten Brzeski, analista de ING, destacando que en el segundo trimestre la demanda doméstica fue el principal motos de crecimiento, con un incremento de cuatro décimas del consumo privado en comparación con los tres primeros meses del año, mientras el gasto público aumentó un 0,6%, la inversión un 0,5% y la construcción un 0,6%.

"Un pleno", señaló Brzeski, subrayando que el consumo privado de los alemanes acumula 18 meses consecutivos al alza. "Hay poco de lo que quejarse al respecto", añadió.

En cuanto a las tensiones comerciales, el analista de ING indicó que los datos del segundo trimestre sugieren que estas "supusieron una amenaza, pero no dejaron huellas significativas en la economía", aunque esto puede cambiar en los próximos meses ante la creciente lista de socios comerciales de Alemania que se están viendo afectados por sanciones, aranceles o crisis económicas, incluyendo China, Rusia, Turquía o Irán o incluso potencialmente Reino Unido.

"La fortaleza de las exportaciones alemanas ha sido siempre la diversidad y no depender de un único socio", puntualizó Brzeski.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.