De Guindos ve deseable las fusiones bancarias en la UE para reducir costes

de-guindos-presupuestos--644x362

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ve deseable las fusiones bancarias transfronterizas para reducir el exceso de capacidad de bancos europeos y reducir costes, pero reconoce que las diferentes regulaciones nacionales "hacen difícil" estas operaciones.

Durante su intervención en el curso sobre finanzas sostenibles de la UIMP organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y el BBVA, De Guindos ha indicado que es "importante que mejore la eficiencia" de la banca europea porque ello incidirá en una mayor rentabilidad, actualmente en niveles bajos.

Ha considerado que el exceso de capacidad bancaria europeo puede ser reducido perfectamente con las fusiones tanto domésticas como europeas y la "consolidación puede ser un elemento para reducir costes".

De Guindos ha recalcado que las consolidaciones trasnacionales son positivas y lógicas con el avance de una unión bancaria, aunque ha reconocido que sigue habiendo normativas y regulaciones nacionales que hacen difícil estas operaciones de fusiones transfronteriza, "que serían deseables".

"La consolidación tanto doméstica como supranacional son actuaciones que pueden ser efectivas y tener impacto notable en este exceso de capacidad en el ámbito bancario", ha insistido. 

Efectos positivos de los tipos de interés

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha sostenido que el impacto de los bajos tipos de interés ha sido positivo para la rentabilidad de la banca europea.

Así lo ha afirmado el que fuera ministro de Economía en España durante el Gobierno de Mariano Rajoy en su intervención en el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y patrocinado por el BBVA.

"Los bajos tipos de interés, nosotros (el BCE) creemos que no es una causa de la baja rentabilidad de la banca por una razón importante: los tipos bajos han generado una situación de recuperación económica que ha permitido la reducción de los préstamos dudosos, además de un incremento de la demanda de crédito", ha explicado.

De Guindos ha defendido que el objetivo de la política monetaria "es la estabilidad de precios, no la rentabilidad de los bancos". "Nosotros establecemos nuestra política monetaria en función de la evolución de la inflación y creemos que la política monetaria implementada por el BCE en los últimos años está detrás de la recuperación económica, que es positiva para los bancos de forma más intensa que el impacto negativo de los bajos tipos", ha asegurado.

En este sentido, De Guindos ha apuntado que la recuperación económica ha propiciado una reducción de los niveles de provisión, lo que a su vez favorece la mejora de los márgenes bancarios. "Por tanto, los tipos bajos, a pesar de tener un impacto, en una visión global han tenido un impacto positivo", ha asegurado el vicepresidente del BCE, quien ha descartado que las entidades vayan a comenzar a cobrar a sus clientes por los depósitos.

Guindos ha señalado que la rentabilidad de la banca es el principal riesgo para el sistema financiero europeo, en una situación en la que la rentabilidad del capital está de media en torno al 6%, cuando los inversores están demandando rentabilidades de en torno al 8% o al 10%.

"Esto implica un descuento con respecto al valor en libros de los bancos y se ve que el descuento de la banca europea respecto al valor en libros está en el 50%. Si esto lo comparamos con la situación en Estados Unidos, se ve que el país norteamericano está claramente por encima", ha reconocido el exministro español.

A su juicio, el impacto de este descuento respecto al valor en libros de la banca tiene dos implicaciones: que acudir a los mercados de capital supone diluciones importantes para los accionistas de la banca y que la generación de capital de forma interna se hace compleja.

Según De Guindos, las razones de la baja rentabilidad de los bancos europeos son fundamentalmente estructurales: "los costes de la banca europea, de media, son el 66% de los ingresos", ha recordado el vicepresidente del BCE, quien ha recordado el nivel elevado de activos dudosos (NPL) y al "exceso de capacidad" de la banca europea.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.