¿Cuáles son los activos con los que más habría ganado en 2019?

wall street zoom

Si en 2018 todas las clases de activos resultaron prácticamente una ruina, en 2019 has sucedido todo lo contrario. Así, ha sido un año de muchas convulsiones geopolíticas pero donde no han faltado las oportunidades para dar lustre a las carteras. Y algunas de las mejores inversiones han llegado precisamente desde los rincones más inesperados del mercado. 

Bien es sabido que rentabilidades pasadas no garantizan beneficios futuros. Pero nunca está de más saber cómo se han apañado los inversores para conseguir retornos en un entorno aparentemente hostil, marcad por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que no ha empezado a aclararse hasta finales de año, (y aún queda mucho por negociar)o la incertidumbre asociada al Brexit. Obviamente, la principal ayuda la han recibido los inversores por parte de los bancos centrales, que han imprimido un giro más expansivo a sus políticas monetarias y han contribuido a sostener el rally de las bolsas. 

"Ha sido divertido mezclar todo esto", dice Stephen Innes, estratega jefe de mercado de Asia en AxiTrader, en declaraciones a Bloomberg. "En general, la tendencia ha subido" y "simplemente jugar las reversiones en todos estos problemas masivos ha sido muy fructífero en prácticamente todos los activos y en todos los ámbitos. Ha sido un buen año en varios frentes para todos", recuerda este experto. Para medir la dimensión del año, en Bloomberg han calculado lo que habrían rendido 10.000 dólares invertidos al principio del ejercicio en distintas clases de activos, y estos son los resultados. 

1.- Bolsa de Rusia

En un año en el que Estados Unidos impuso varias rondas de nuevas sanciones a Rusia y Moscú ha tenido que lidiar con siete semanas de protestas, el mercado de renta variable ruso ha tenido un mejor rendimiento total en término de dólares, y su moneda es la segunda mejor en todo el mundo. La estabilidad de los precios del petróleo ha permitido al Banco Central de Rusia reducir cinco veces los tipos de interés. Este factor ha sido clave para el rebote, luego de las ventas masivas que se dieron en 2018 y que muchos vieron como excesivas. 

A pesar de los vientos en contra políticos, las compañías rusas ", en términos generales, están en gran forma", dice Fraser Lundie, jefe de crédito de Hermes Investment Management. Para muchos de ellos, como los productores de productos básicos que se han beneficiado de la estabilidad en los mercados de petróleo y divisas, "las cosas rara vez han sido mejores", aclara este experto. 

Una inversión en la bolsa rusa de 10.000 dólares habría producido en el año algo menos de 16.000 dólares

2.- Bonos griegos

Compitiendo con Rusia como mejor mercado de valores del año está Grecia, que comenzó una década turbulenta con una crisis financiera y un rescate del Fondo Monetario Internacional, y ahora termina con un repunte impresionante tanto para acciones como para bonos.

Las reformas en el país han comenzado a dar sus frutos y el partido de extrema izquierda Syriza ha sido derrotado por el centro derecha de Nueva Democracia en las elecciones de julio. El crédito del Banco Central Europeo ha permitido al país endeudarse a tasas de interés negativas durante octubre, y su bono gubernamental a 10 años ha sido el que más ha repuntado hasta la fecha, de entre los 19 principales mercados rastreados por Bloomberg.

Una inversión en bonos griegos de 10.000 dólares habría producido en el año algo más de 14.000 dólares

3.- Divisa de Ucrania

En el mercado de divisas, el mejor comportamiento del año entre los más de 130 mercados que cubre Bloomberg se ha dado en la moneda de Ucrania, la hryvnia, que ha experimentado un período ininterrumpido de apreciación estable en 2019. Claro que esto se ha producido tras tres años de fluctuaciones del 10%, fruto del colapso de la divisa tras la invasión rusa de Crimea

Un paquete de reformas favorables al mercado como parte de un programa impulsado por el FMI ha permitido que el banco central reduzca las tasas de interés, ayudando a impulsar el crecimiento económico. El valor de mercado de la moneda del país aumentó más rápido cualquier otra divisa este año.

Una inversión en la hryvnia de Ucrania de 10.000 dólares habría producido en el año algo menos de 12.000 dólares

4.- El Paladio, rey de los metales

En metales, este ha sido el año del Paladio, cuyos precios se han dispara más del 51% y superan los 2.000 dólares, un desempeño mejor incluso que el del oro.
"El paladio es una situación clara de oferta limitada que satisface la mayor demanda de una industria automotriz que tiene que producir mejores motores y más respetuosos con el medio ambiente", dijo Ole Hansen, jefe de estrategia de productos básicos de Saxo Bank. "Con la demanda principal proveniente de este sector, el precio puede potencialmente subir mucho más si la oferta sigue siendo escasa".

Una inversión en Paladio de 10.000 dólares habría producido en el año alrededor de 15.000 dólares

5.- La fiebre de la carne "fake"

Finalmente, el año ha sido particularmente brillante para las acciones vinculadas a la moda de la "carne falsa", cuyo máximo exponente es la estadounidense Beyond Meat, que salió al mercado el pasado mes de mayo. La compañía se estrenó en Wall Street a 25 dólares por acción y ahora su precio ronda los 74 dólares, lo que supone una revalorización del 196%. Pero es que a finales de julio, los títulos superaron los 234 dólares, por lo que quien vendió en ese momento lo pudo hacer con una ganancia del 836%. 

Tal ha sido la fiebre, que algunas compañías con ofertas de carne falsa muy limitada se han visto favorecidas por esta corriente alcista, como es el caso de la firma china YanTai Shuangta Food, que ha generado un retorno del 175%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.