Correos de Portugal ganó 62,2 millones en 2016, un 13,7 % menos

La empresa postal Correos de Portugal (CTT), privatizada en 2013, obtuvo un beneficio de 62,2 millones de euros en 2016, un 13,7 % menos que el año anterior, debido especialmente a la actividad del banco CTT.

En un comunicado remitido hoy a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa, CTT explicó que sin el efecto de la institución financiera, lanzada en agosto de 2015, su beneficio en este periodo ascendería a 85,5 millones de euros, un 5,6 % más que en 2015.

El resultado bruto de explotación (ebitda) de la empresa cayó el 24,2 %, hasta 102,1 millones, afectado también por una caída de los rendimientos operativos del 4,2 %, hasta los 696,8 millones.

La empresa explicó que el aumento de los precios no consiguió compensar la caída del tráfico de correo registrado, que se redujo el 4,2 %, especialmente debido a un descenso más acentuado en el cuarto trimestre.

La privatización de CTT, que cuenta con unos 12.150 empleados, se cerró a finales de 2013 como la cuarta gran venta de sociedades estatales del Gobierno portugués bajo el programa del rescate de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Estado portugués ingresó en diciembre de 2013 unos 600 millones de euros por la venta del 70 % de la compañía en bolsa, en la que participaron tanto grandes como pequeños inversores y ahorradores.

En septiembre de 2014 vendió a inversores institucionales el restante 30 % a cambio de 343 millones de euros.

Los principales accionistas de la empresa son la empresa lusa de inversión Gestmin (9,95 %); la aseguradora alemana Allianz, con el 5,04 %, y el banco francés BNP Paribas, con el 5 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.