Comercio de Bizkaia se queja de que es único sector en que se liberaliza todo

El presidente de la patronal vizcaína del comercio, Pedro Campo, ha dicho hoy que no entiende "cómo casi el único sector en el que se quiere liberalizar absolutamente todo es el de la distribución comercial".

Campo, presidente de la Confederación Empresarial de Comercio de Bizkaia (CECOBI), ha respondido en un artículo a la intervención de la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, que en unas recientes jornadas expuso que en el siglo XXI y con la era digital, no se puede plantear regular el periodo de "rebajas" ni limitar horarios comerciales.

El presidente de los comerciantes ha lamentado que parece que la era digital y la venta por internet "se va a imponer a todo y va a ser la forma obligada de compra para los consumidores".

"Esto no va a ser así. Es cierto que la venta a través de internet va a ocupar un espacio importante en las distintas formas de venta en las que el comercio de proximidad también participará. De hecho, debe aprovecharlo como su escaparate virtual además de que tiene que fomentar su actividad a través de la red", ha comentado Campo.

Pero dicho esto, "lo que no puede ser es tomar parte a favor de una determinada forma de venta, poniendo alfombra roja a determinados portales, y además ofrecer y aconsejar que se comercialice a través de ellos", ha subrayado.

"Se nos recomienda que aprovechemos los grandes portales Alibaba y Amazon. El departamento de Comercio del Gobierno central ha firmado un acuerdo para la entrada de los comercios minoristas en su red y que puedan ofrecer y canalizar sus ventas a través de internet. Sólo nos faltaba esto".

"Nos recomiendan que entreguemos las llaves de nuestros comercios a estos portales y toda la información para que luego ellos puedan dirigirse a nuestros clientes, con la información de lo que compran, cuándo, a qué precios, para que puedan dirigirse directamente a ofrecer en un futuro inmediato sus propios artículos", ha agregado.

Para Campo, "es lamentable la falta de visión y estrategia de los que 'guían' los designios del comercio en el Estado. Se debería tener más en consideración la opinión de los que día a día abrimos la persiana antes de tomar medidas que favorecen a formas de distribución comercial que intentan copar todo el mercado, despreciando al comercio tradicional".

Respecto a la regulación de horarios comerciales, Campo ha comentado la intención del Gobierno central de que la jornada laboral termine, como en casi toda Europa, a las 18:00. "Me pregunto ¿para quién?, porque en Europa el comercio cierra también a esa hora, pero de esto no se dice nada".

"Cada país tiene una forma de vida. ¿Alguien piensa que aquí a las 20:00 vamos a estar todos en casa cenando? Cambiar los hábitos de las personas y nuestra forma de vida no es tan fácil ni asumible por mucho que se lancen estos mensajes demagógicos y poco reales".

Por último, ha defendido los periodos de rebajas, que nacen con el fin de propiciar la venta a precios inferiores de los stocks de temporada que no se han vendido. Esto es algo asimilado por comerciantes, consumidores y la sociedad en general. "¿Qué sentido tiene 'cargarse' este periodo?", se ha preguntado para terminar.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.