China y la UE rechazan aranceles de Trump pero mantienen disputas comerciales

China y la Unión Europea (UE) rechazaron hoy las medidas proteccionistas unilaterales del Gobierno estadounidense de Donald Trump contra ambas, aunque Bruselas insistió en sus importantes quejas por las prácticas comerciales de Pekín.

Una nueva edición del diálogo económico de alto nivel entre las dos potencias económicas mostró que Bruselas y Pekín, al menos, apuestan por mantener las disputas en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y ambas acordaron crear un grupo para estudiar la modernización de esa institución.

"Las dos partes acordamos oponernos al unilateralismo y al proteccionismo" en las relaciones comerciales, aseguró el viceprimer ministro chino, Liu He, tras reunirse con Jyrki Katainen, comisario europeo de Crecimiento, Inversión y Competitividad.

En una declaración conjunta ante la prensa en Pekín, Liu, el principal responsable económico del Gobierno chino, considera que su país y la UE creen que esas prácticas pueden "tener impacto en la economía global" o incluso que la lleven a una "recesión".

Esta reunión de responsables económicos de la UE y China tuvo lugar después de que el Gobierno de EEUU haya puesto en marcha o amenazado en las últimas semanas con diferentes tipos de aranceles a productos de China y la UE.

Esas medidas impulsadas por el presidente Trump han sido rechazadas por Pekín y Bruselas, que a su vez han empezado a aplicar aranceles a productos procedentes de EEUU como represalia.

Además de aranceles a numerosos productos, Washington planea limitar las inversiones tecnológicas chinas en EEUU, mientras que amenaza con nuevos aranceles sobre los automóviles europeos tras golpear a la UE (igual que a otros países) con medidas similares al acero y aluminio.

Liu también insistió en que China y el bloque europeo defienden un sistema de comercio multilateral centrado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y basado en reglas.

Por su parte, Katainen recalcó que durante el encuentro discutieron ampliamente sobre estos asuntos, pero recordó que tienen que "hacer más que hablar".

En este sentido, insistió en que hay que demostrar que el actual sistema comercial es justo y "beneficia a ambas partes".

En una rueda de prensa posterior, el político finlandés apuntó claramente contra las prácticas restrictivas chinas, como las subvenciones de Pekín a sus industrias, el cierre de gran parte de su mercado o las transferencias forzosas de tecnología occidental a socios chinos.

Esas prácticas son una de las razones por las que EEUU ha tomado "medidas unilaterales", pero tienen que solucionarlas "de forma ordenada", recalcó.

"La Unión Europea está abierta a las inversiones chinas y nuestros ciudadanos piden reciprocidad" en el acceso al mercado del gigante asiático, insistió Katainen, quien también se reunió hoy con el primer ministro chino, Li Keqiang.

En este sentido, subrayó que las restricciones chinas a la inversión exterior en muchos sectores de su economía son una queja recurrente de las empresas europeas, y recordó que la inversión de las compañías de la UE en el exterior está subiendo pero se reduce en China incluso a pesar del sólido crecimiento de la economía de este país.

El diálogo económico de hoy en Pekín, el séptimo de alto nivel que mantienen la UE y China, también sirvió como preparativo para la cumbre que celebrarán ambas partes en el país asiático el próximo mes de julio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.