China apuesta por seguir fusionando empresas públicas para reestructurarlas

El Gobierno chino apostó hoy por continuar con las fusiones entre empresas estatales para reestructurar su sector público, especialmente en los sectores del acero, el carbón, la maquinaria pesada y la energía.

El presidente de la Comisión de Administración y Supervisión de los Activos Estatales de China -el órgano que gestiona las empresas públicas del país-, Xiao Yaqing, defendió en una rueda de prensa en Pekín que reformar estas compañías es una "obligación" para las autoridades.

Este organismo abogó por recurrir a más fusiones y menos bancarrotas para "reagrupar" el sector público chino tratando, al mismo tiempo, de acabar con las redundancias que existen actualmente, al tiempo que se reduzca al mínimo la pérdida de empleo.

En los últimos tres años, Pekín ya ha adoptado esta estrategia que ha resultado en la unión de sus dos mayores fabricantes de material ferroviario, pero también de grandes navieras, energéticas o siderurgias.

Xiao también avanzó que el Gobierno chino explorará la posibilidad de integrar durante este año los activos propiedad de empresas estatales en el extranjero.

Además, se comprometió a mejorar la productividad de las firmas públicas y a incrementar sus ingresos procedentes de mercados extranjeros con medidas como la introducción de formas mixtas de propiedad y diversificar sus valores.

"La Comisión reforzará también este año la supervisión del capital de propiedad estatal desplazando el foco de gestionar las empresas a gestionar sus activos para acabar con el despilfarro de recursos y mejorar la eficiencia", dijo, por su parte, Huang Danhua, vicepresidenta del organismo, en la misma rueda de prensa.

En esa conferencia, la comisión anunció que los beneficios netos de las empresas públicas chinas aumentaron un 29,1 % interanual en los dos primeros meses de 2017 y se situaron en 168.600 millones de yuanes (24.400 millones de dólares, 23.100 millones de euros).

Su facturación de enero y febrero ascendió a 3,7 billones de yuanes (535.500 millones de dólares, 507.500 millones de euros), un 15,2 % más que en el mismo periodo de 2016.

Más de 9.000 empresas de titularidad pública china operan en el extranjero, emplean a 346.000 personas fuera del país y tienen activos por valor de 5 billones de yuanes (723.900 millones de dólares, 685.900 millones de euros).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.