Bolsonaro pide fin de "prácticas nefastas" que provocaron grave crisis moral

El ultraderechista Jair Bolsonaro, que hoy asumió como nuevo presidente de Brasil, dijo en su discurso tras jurar el cargo ante el Congreso que su Gobierno pondrá fin a "prácticas nefastas" que condujeron a Brasil a la mayor crisis ética y moral de su historia.

"Esa irresponsabilidad nos condujo a la mayor crisis ética, moral y política de nuestra historia", afirmó el nuevo jefe de Estado de Brasil, que reafirmó su compromiso con el combate a la corrupción, una promesa que le ayudó a vencer las elecciones presidenciales de octubre pasado con el 55 % de los votos.

Pese a que en su discurso de toma de posesión Bolsonaro no mencionó a quién se refería cuando citó las "prácticas nefastas" durante toda la campaña fue un duro crítico del Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que gobernó Brasil por 13 años.

Lula purga desde abril pasado una condena de 12 años de prisión por corrupción que le fue impuesta en el marco del caso Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y que destapó una gigantesca red que desviaba recursos de la petrolera estatal Petrobras.

El juez que comandó la Operación Lava Jato y que condenó a Lula, Sergio Moro, será el ministro de Justicia y Seguridad de Bolsonaro.

"Hoy comenzamos un trabajo arduo para que Brasil inicie un nuevo capítulo en su historia", aseguró el capitán de la reserva del Ejército brasileño al comprometerse con el combate a la corrupción en su Gobierno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.