Berlín augura duras negociaciones en comercio y clima en la cumbre del G7

La canciller alemana, Angela Merkel, será la decana en la próxima cumbre del G7, una cita en la que Berlín augura duras negociaciones en asuntos claves como el comercio y la lucha contra el cambio climático ante las nuevas posiciones de la administración estadounidense.

"Ha habido cuatro rondas de negociaciones y hay varios temas difíciles", reconocieron hoy fuentes del Ejecutivo alemán.

Para Berlín, la cumbre, que se celebrará el viernes y el sábado en la ciudad siciliana de Taormina, es este año "especialmente importante", ya que participan cuatro nuevos jefes de Estado y de Gobierno: el anfitrión, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni; la primera ministra británica, Theresa May; y los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y EE.UU., Donald Trump.

Varios de los temas en la agenda se retomarán además en la cumbre del G20 que organiza Merkel para julio, como la lucha contra el cambio climático, con la incógnita todavía de si Washington ratificará el Acuerdo de París.

El Gobierno alemán, que defiende la vigencia de ese acuerdo y trabaja junto con el francés para que ningún país se descuelgue del mismo, no espera que Trump aclare su posición en Taormina, pero está convencido de que la discusión en el G7 será importante.

Como argumento a su favor, las fuentes del Ejecutivo destacaron el informe presentado ayer por la OCDE, que subrayó que, si se adoptan las políticas y reformas adecuadas, la lucha contra el cambio climático pude ir de la mano e incluso impulsar el crecimiento económico.

Tampoco se ha cerrado el capítulo dedicado al comercio en la declaración de consenso que se quiere presentar al concluir la cumbre, después de que los ministros de Finanzas del G7 no fueran capaces de acordar un mensaje común contra el proteccionismo, ante las reticencias de EE.UU.

"Veremos qué llega a la declaración", apuntaron las fuentes del Gobierno alemán.

El G7, recordaron, no aprueba leyes ni normas, pero es uno de los instrumentos de la gobernanza global, un foro político que es importante que marque una dirección consensuada.

Merkel, la mandataria con más reuniones del G7 en su currículum, no tienen intención de actuar de moderadora, papel que corresponde a los italianos, pero sí manifestará su opinión apoyada en esa experiencia, añadieron.

Junto al comercio y el cambio climático, los jefes de Estado y de Gobierno de las principales economías abordarán el estado de la economía global y las condiciones para un crecimiento sostenible e inclusivo, las políticas migratorias y de refugiados y las políticas de género, capítulos centrales en la agenda alemana del G20.

Tras el atentado de Manchester, la lucha contra el terrorismo cobrará aún más relevancia en la cumbre, donde también se analizará la situación en Siria, Libia, Corea del Norte, el Mar del Sur de China y Rusia, excluida del grupo tras la anexión de Crimea.

Estará asimismo sobre la mesa la agenda de desarrollo en África, con participación de varios países del continente en una de las sesiones de la cumbre.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.