Banca comunitaria americana rechaza la concentración de poder financiero

El presidente y consejero delegado del Independent Community Bankers of America (ICBA), Camden R. Fine, ha rechazado hoy la concentración de poder financiero en Estados Unidos, dónde veinte bancos acumulan el 60 % de todos los activos.

En una reunión del Círculo Financiero de la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, Fine ha lamentado el auge del concepto 'demasiado grande para caer' en Estados Unidos y ha recalcado la importancia de la existencia de los bancos comunitarios, que otorgan dos terceras partes de los créditos a los pequeños negocios.

El ICBA, que cuenta con 6.082 bancos comunitarios independientes de Estados Unidos, entidades de propiedad familiar o con un máximo de 200 accionistas, se dedica exclusivamente a la representación de los intereses de la industria bancaria de la comunidad.

Por otro lado, Fine ha asegurado que no ve un problema el número de bancos en Europa, una opinión lejana de las recomendaciones del Banco Central Europeo que aboga por fusiones transnacionales.

En este sentido, Fine ha recordado que en Estados Unidos hay más de 7.000 entidades bancarias, "muchas más" que en el conjunto del territorio europeo, por lo que ha sugerido que el debate no debería estar en torno a la cantidad de bancos existentes.

Asimismo, ha relatado que, a raíz de la crisis, en Estados Unidos se creó el Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera, un organismo que tiene como objetivo identificar los riesgos sistémicos y formular maneras de mitigarlos.

Fine ha criticado la complejidad de este sistema regulatorio financiero estadounidense y la presión a la que somete a los bancos comunitarios, que gastaron mil millones de dólares en 2015.

En referencia a la actual panorama político en Estados Unidos, ha señalado que el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, es una persona "mucho más seria que su personaje público", y ha vaticinado que el descontento general de la sociedad estadounidense puede llevarle a la presidencia.

Ha indicado también que la candidata demócrata, Hillary Clinton, no tiene las cualidades de su marido, el expresidente, Bill Clinton, y ha recordado que está inmersa en una investigación del FBI por un uso inapropiado de información clasificada.

"Si el director del FBI recomienda acusarla antes de la convención nacional de los demócratas, se acabó la carrera a la Casa Blanca para ella", ha sentenciado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.