Australia sube Defensa y recorta ayuda exterior en los presupuestos 2016-2017

El Gobierno de Australia presentó hoy los presupuestos para el ejercicio 2016-2017, en los que impulsa Defensa y recorta ayuda exterior y cultura, además de prever un déficit de 28.104 millones de dólares (24.245 millones de euros), entre otras medidas.

El Gobierno prevé que el producto interior bruto (PIB) crecerá un 2,5 % en el periodo fiscal que comienza el 1 de julio de 2016 y concluye el 20 de junio de 2017, que la inflación no supere el 2 % y que el paro ronde el 5,5 %.

"Es más que un presupuesto, es un plan económico", subrayó el jefe de la oficina del Tesoro, Scott Morrison, ante el Parlamento, al destacar que incentivarán las inversiones, entre ellas las obras en infraestructuras y la creación de empleos, con un plan empresarial de diez años.

Morrison prometió mejorar el sistema de recaudación de impuestos, especialmente a través del combate del fraude y la evasión por parte de las personas con más altos ingresos y las multinacionales.

En ese sentido, se gravará con el 40 % los beneficios del capital desviado a paraísos fiscales para eludir los impuestos en Australia, según la cadena local Nine Network.

Las empresas que tengan beneficios anuales por debajo de los 7,5 millones de dólares (6,5 millones de euros) pagarán el 27,5 %, mientras que el impuesto sobre el tabaco subirá a partir de septiembre, con lo que las autoridades esperan recaudar 3.561 millones de dólares (3.074 millones de euros).

El presupuesto de Defensa aumenta un 4,5 % (20.556 millones de dólares en 2016-17 por 19.666 millones de dólares en 2015-16), cantidad que representa un 1,9 % del PIB.

El Ejecutivo espera que esta partida alcance el 2 % del PIB en el periodo 2020-2021.

"Las futuras nueve fragatas, 12 barcos patrulleros y 12 submarinos superiores impulsarán la capacidad defensiva, pero además aportarán trabajo (5.330 puestos) y crecimiento a la economía", destacó Morrison.

Educación se lleva 25.480 millones de dólares (22.026 millones de euros), un 3,5 % más que el ejercicio anterior; Sanidad 53.978 millones de dólares (46.663 millones de euros), un 3,2 % más; y Cultura 2.573 millones de dólares (2.225 millones de euros), un 3,2 % menos.

La ayuda al exterior también sufre un recorte, de 169 millones de dólares (146,2 millones de euros), ante las protestas de las ONG.

"Mientas otros países aumentan la ayuda en sus presupuestos, reconociendo que somos una comunidad global, Australia reduce su contribución a la construcción de un mundo más justo", dijo el director de Campaign for Australian Aid, Tony Milne, en un comunicado.

Estos presupuestos, que retrasan a 2020 la consecución del superávit, son los primeros que presenta el Ejecutivo del primer ministro Malcolm Turnbull y son los que llevará la coalición gobernante (conservadora) a las elecciones generales convocadas con anticipación para el 2 de julio próximo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.