Adicae celebra que el Supremo espere opinión de Europa sobre cláusulas suelo

La asociación de consumidores Adicae celebra la decisión del Tribunal Supremo de suspender los recursos por las cláusulas suelo de las hipotecas hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) opine al respecto.

De esta forma, aumentan las expectativas de Adicae de que la sentencia de un juzgado de Madrid del pasado 7 de abril conlleve la devolución total de los ahorros defraudados y no sólo a partir de mayo de 2013.

La asociación de consumidores opina en un comunicado que la espera acordada hoy por el Supremo en un recurso de Unicaja evidencia las dudas del alto tribunal sobre la compatibilidad de la doctrina que fijó el 9 de mayo de 2013 con la normativa y jurisprudencia europeas.

A raíz de las declaraciones del presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, sobre el derecho de la banca a defender que ha vendido bien las hipotecas, Adicae recuerda que "innumerables sentencias dicen lo contrario".

Por eso Adicae tacha de "vergonzosa" y "ridícula" la posición de la patronal bancaria.

En concreto, el presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha señalado que "aunque la banca nos tiene acostumbrados al engaño como sistema, Roldán confunde las imputaciones penales, en las que un delincuente tiene derecho a mentir, con los abusos masivos sobre los consumidores".

La asociación de consumidores ha aplaudido el fallo del TJUE contra la ley española que obliga a los jueces a suspender una acción individual de un consumidor contra una cláusula suelo que cree abusiva a la espera de que se dicte sentencia en cualquier proceso colectivo contra cláusulas similares.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.