Jubilación

Préstamos para contratar un plan de pensiones. Cuidado con la letra pequeña

Las gestoras lanzan ofertas para captar clientes en planes de pensiones, pero hay que tener cuidado con las condiciones

Las gestoras buscan captar fondos en planes de pensiones

La campaña de planes de pensiones lleva unos meses calentándose. A las bonificaciones por las aportaciones, se suma ahora préstamos sin intereses para poder hacer las aportaciones y llegar al máximo desgravable.

¿Qué más leer?

Los españoles piden que se mantengan los incentivos fiscales a los planes de pensiones

El banco MyInvestor es el último en sumarse de una larga lista a este tipo de ofertas. Así, ofrece un préstamo con una TAE/TIN fijo del 0,94% para invertir en uno de los planes que comercializa la entidad. La cuota mensual varía entre 25 euros para un préstamo de 4.000 euros y 50 euros para 8.000 de euros, durante 14 años y tres meses.

Pero no es algo nuevo. Kutxabank tiene también oferta. La entidad vasca ofrece un préstamo al 0% de interés y sin comisiones de apertura ni cancelación anticipada (0% TAE y 0% TIN). Sólo se puede contratar a partir de 2.400 euros para aportaciones a un plan de gestión perfilada y se puede devolver en 6 y 12 meses.

También tiene en cartera este tipo de ofertas Deutsche Bank, aunque en este caso, se trata de una oferta personalizada para el cliente.

¿Para quiénes son este tipo de ofertas?

Estas ofertas están dirigidas a partícipes que llegan a final de año sin dinero suficiente para hacer el máximo de la aportación, que se sitúa tras la última reforma en los 8.000 euros.

Pero debe tener una situación financiera saludable para poder ir devolviendo el préstamo sin poner en riesgo la salud financiera del partícipe puesto que están respaldados con su garantía personal, es decir, con su propio patrimonio.

¿Qué más leer?

Cómo blindar la jubilación contra las reformas de las pensiones que vendrán

Victor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance, cree que la idea no es mala para el partícipe puesto que puede “financiar su aportación al cero por ciento, gracias a los tipos bajos”.

¿Cuál es el problema de este tipo de campañas? Pues que una vez más se pone el foco en las aportaciones extraordinarias de final de campaña sin que se dé un impulso a cambiar la forma de mentalidad del partícipe de realizar aportaciones periódicas para preparar la jubilación.

Es decir, se potencia las aportaciones finales, más centradas en el ahorro fiscal que en el ahorro finalista que es la verdadera naturaleza de estos productos.

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, recuerda que "fundamentalmente, que la filosofía del ahorro para la jubilación no debería realizarse a consta del endeudamiento, por muy barato que sea. Al final, el objetivo debería ser que seamos capaces de destinar parte de nuestra renta a este (y otro tipo de) productos, sin necesidad de pedir dinero por adelantado".

Rentable para bancos y gestoras

Para la gestora se trata de una operación muy rentable ya que se produce una venta cruzada, por una parte el préstamo, y por otra el plan. Sin olvidar que se garantiza un nuevo cliente durante un tiempo en el que estará cautivo, por lo que es una puerta de entrada para vincularlo.

Y, por último, también se garantiza las aportaciones de años sucesivos. 

Y es que como recuerda Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, el compromiso de permanencia puede llegar hasta los 7 años. 

El diablo está en los detalles

Pero como ocurre con las bonificaciones a las aportaciones a los planes de pensiones, estas ofertas están supeditadas a que se contrate los vehículos que la gestora elige, por lo que el partícipe no tiene poder de decisión.

Además, no tienen por qué ser los más rentables o los que tienen menos comisiones, ya que la gestora elige cuáles son los planes de pensiones que decide que entran en la oferta.

A ello se suma que en caso de que el partícipe tenga que rescatar el plan de pensiones anticipadamente por enfermedad o desempleo, la tasa de interés se puede elevar hasta el 7%, igual que un préstamo al consumo. 

También hay que estar muy atentos al plazo de la devolución del préstamo, indica Mercado, con plazos de entre seis y doce meses. 

Asimismo, recuerda Alvargonzález puede ser que “las ofertas se condicionen a productos con un alto peso en renta fija, y menos en variable, por lo que estarían dando préstamos para invertir en un activo que puede bajar”.

Antes de decidir decantarse por este tipo de ofertas, el partícipe debería analizar la rentabilidad del plan de pensiones que tendría que aceptar con la oferta, si se adapta a su perfil de riesgo, las comisiones que tiene y el horizonte de inversión. 

Fiscalidad atractiva

Uno de los atractivos que tienen los planes de pensiones es la fiscalidad, incluso con este tipo de ofertas, el partícipe puede desgravarse la mayor cantidad que una persona se puede desgravar de un plan de pensiones es 8.000 euros, o bien el 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas. 

En un plan de pensiones, el máximo desgravable es la menor cantidad de entre estos dos valores.

En cuanto al rescate, el plan de pensiones se puede rescatar bajo varios supuestos: que el partícipe se jubile, que se quede en una situación de desempleo, por fallecimiento o por enfermedad grave.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.