La reforma de las pensiones encalla

Los empresarios se niegan a aceptar un acuerdo tras la decisión del Gobierno de introducir de forma unilateral nuevas cuotas a los autónomos

El rechazo de la patronal al borrador de acuerdo sobre la reforma de las pensiones presentado por el Ministerio de Seguridad Social a los agentes sociales ha caído como un jarro de agua fría sobre su titular, José Luis Escrivá, que consideraba "inminente" un acuerdo entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos.

La disensión se ha producido porque el borrador no recoge algunas de las medidas esenciales demandadas por los empresarios, como las relacionadas con las prejubilaciones y la jubilación forzosa, y sí integra una propuesta que no se había debatido en la mesa de negociación de la reforma de las pensiones sobre nuevas cuotas de los trabajadores autónomos.

Publicidad

La medida presentada por el ministerio sobre el futuro sistema de cotización de los trabajadores por cuenta propia se basa en sus ingresos reales. Establece 13 tramos de rentas y cotizaciones con cuotas que van desde los 90 a los 1.220 euros mensuales a partir de 2023.

Periodo de implantación de las cuotas

Según el borrador, el Gobierno pretende implantar esta medida en 2022, aunque sin producir efectos económicos hasta 2023, cuando se establecerá una cotización intermedia por tramos que acabará implantándose progresivamente en un periodo de nueve años.

La fórmula prevé revisiones cada tres años en las que "las organizaciones empresariales y sindicales, y las asociaciones de autónomos podrán decidir, junto al Gobierno, la aceleración del calendario".

Publicidad

Los autónomos tendrán la posibilidad elegir su base de cotización en función de los ingresos que prevean obtener y modificarla hasta seis veces en un mismo año.

Publicidad

Los autónomos se repartirán en 13 tramos

Si se implanta este modelo, los trabajadores por cuenta propia quedarían repartidos en 13 tramos según sus ingresos, que van desde los 3.000 euros anuales hasta más de 48.841 euros. Dependiendo del tramo en que se sitúen variarán su cotización.

Así, en 2023, que sería el primer año del periodo transitorio, los autónomos que ganen como máximo 3.000 euros al año pagarán una cuota de 200 euros, que subirán hasta los 400 para los que declaren a la Seguridad Social más de 48.841 euros.

Después de 2032, una vez concluido el periodo de implementación de nueve años, los autónomos con menos de 3.000 euros de ingresos pagarían 90 euros que irían aumentado hasta los 1.220 euros para los que ganen más de 48.841 euros.

Asociaciones de autónomos, en contra de las cuotas

La oposición de la patronal a esta propuesta de cotización ha sido tajante, al igual que la de las asociaciones de autónomos. Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Autónomos (ATA), ha reiterado su rechazo y considera que no se llevará a cabo porque no se ha negociado.

Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), es de la misma opinión y cree que la nueva propuesta que se apruebe, "debe ser una invitación a la salida de la economía sumergida", por lo que es necesario abaratar "cuanto más mejor" los esfuerzos económicos" que deben llevar a cabo los autónomos.

Costes inasumibles para los autónomos

No solo los trabajadores por cuenta propia se oponen a esta nueva fórmula, también Miguel Ángel Menéndez, director de la previsión social de Mercer España, cree que las nuevas tablas presentadas por el ministerio "pueden representar costes inasumibles para determinados niveles de ingresos, que llevaría a la paradoja de trabajar para el Estado".

Por ello aconseja que "deben de revisarse y negociar con la patronal su modificación".

Pero no todos opinan en su contra. A Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (OCOPEN), no le "parece mal la nueva propuesta planteada como un sistema de cotización por los ingresos reales, de forma que se iguale al régimen general".

Publicidad

Considera que, si se analiza, "podemos ver cómo se reduce considerablemente la cuota para ingresos inferiores a 12.300 y va aumentando progresivamente a medida que estos se incrementan, hasta llegar a 2032 con cuotas entre los 90 euros y los 1.220 euros al mes".

En portada
Publicidad
Noticias de