Cumplo 60 años: qué puedo hacer para adelantar mi jubilación

Los profesionales aún pueden jubilarse a partir de los 63 años siempre que cumplan unos requisitos de edad y de cotización

La jubilación de la generación baby boomer, los nacidos entre 1960 y 1975, se acerca. Su vida laboral terminará entre 2027 y 2042 y son muchos los que una vez cumplidos los 60 años se plantean adelantar su edad de retiro.

Pero cada vez lo tienen más difícil si se tiene en cuenta que el Ministerio de Seguridad Social está ultimando la nueva reforma de las pensiones con la que quiere penalizar la jubilación anticipada para acercar la edad legal de jubilación, 66 años en 2021, a la edad real que ahora ronda los 64,5 años.

No obstante, aquellos que quieran acogerse a un retiro voluntario prematuro aún pueden hacerlo si cumplen determinadas condiciones, entre ellas, tener como máximo una edad inferior en dos años a la edad ordinaria de jubilación y poseer una carrera mínima de 35 años de cotización.

Estos requisitos tienen una excepción, los trabajadores de 63 años se podrán acoger a la jubilación anticipada si han cotizado 37 años y 3 meses o más.

Otra de las condiciones es que la pensión que resulte de aplicar los coeficientes reductores por adelantar el retiro supere la pensión mínima que les correspondería por su situación familiar al cumplir los 65 años.

Recortes en las pensiones

La jubilación voluntaria puede resultar cara, por lo que antes de tomar esta decisión los trabajadores tienen que tener en cuenta los recortes que pueden sufrir sus pensiones en función del número de trimestres que anticipen el retiro.

Según fuentes del Instituto BBVA de Pensiones, solo conviene jubilarse antes de la edad legal cuando el trabajador calcule que va a cobrar el 100% de lo que le correspondería en caso de retirarse a su edad legal o cuando, aun sufriendo recortes en la prestación, el importe es similar a la pensión máxima.

Publicidad
Publicidad

En el primer caso el trabajador puede haber cotizado muchos años y tener una carrera laboral completa, por lo que puede jubilarse a los 64 años sin penalización.

En el segundo caso puede tratarse de un trabajador con un elevado salario y base de cotización alta que, aunque se jubile anticipadamente a los 63 y cobre menos del 100% de esa base, esa cantidad iguala o supera la pensión máxima establecida por ley, 2.707,49 euros al mes, de forma que no le compense seguir trabajando.

Los más beneficiados

Lo que está claro es que, según Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (OCOPEN), “los grandes beneficiados de acogerse ahora a la jubilación anticipada serán los trabajadores con salarios altos que tengan la pensión máxima topada”.

Por lo que aquellos que se están planteando anticipar su jubilación deben hacerlo antes de que el Gobierno apruebe la reforma de las pensiones prevista para finales de este año o los primeros meses del próximo, recomienda Casares, ya que tras la entrada en vigor de la nueva regulación los trabajadores que se jubilen antes de tiempo verán reducida su pensión un 8% anual.

Publicidad

Para comprobar cómo afecta la jubilación anticipada dependiendo del nivel salarial, desde el Instituto BBVA de Pensiones analizan dos supuestos.

Jordi, gana 50.000 euros al año

El primer caso es el de Jordi, un trabajador por cuenta ajena con una carrera profesional completa que en 2021 alcanza los 38 años y un salario de 50.000 euros anuales. Quiere jubilarse a los 63 años, ya que ha cotizado más de 37 años y 3 meses y, de ellos, 20 años lo ha hecho por la base máxima.

El primer paso para calcular su pensión estimada es calcular la base reguladora. En 2021 se tienen en cuenta las bases de cotización de los últimos 24 años. En su caso, es muy similar a los 48.841 euros a que asciende la base máxima de cotización en 2021.

Sobre la base reguladora hay que aplicar los coeficientes reductores por jubilación anticipada voluntaria, es decir un 16% al haber cotizado menos de 38 años y 6 meses, no obstante, la cantidad será superior a la pensión máxima.

Publicidad

Aplicados los coeficientes reductores sobre la base reguladora, opera otro límite. El importe resultante de la pensión no podrá ser superior a la cuantía que resulte de reducir el tope máximo de pensión en un 0,50% por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación.

Realizados todos los cálculos, la pensión de Jordi sería de 36.388,66 euros anuales, repartidos en 14 pagas mensuales de 2.599,19 euros, con lo que sufriría una ligera merma de 108,3 euros al mes en su pensión tras jubilarse anticipadamente, si se tiene en cuenta que la pensión máxima este año es de 37.904 euros anuales, repartidos en 14 pagas de 2.707,49 euros mensuales.

En este caso, según fuentes de BBVA, "a Jordi le interesa adelantar su jubilación".

Pedro, gana 18.000 euros anuales

Otro caso muy distinto es el de Pedro, un trabajador que gana 18.000 euros anuales. Aunque ha tenido una larga carrera profesional de 41 años y, por lo tanto, el coeficiente de penalización por jubilarse anticipadamente es algo menor al de Jordi (7,5% por año, en total 15%) verá reducida su pensión si se jubila anticipadamente.

En su caso si se retira a su edad ordinaria cobraría una pensión anual estimada de 17.000 euros anuales, pero al jubilarse antes su pensión se quedaría en 14.450 euros anuales, lo que supone una reducción de 2.550 euros anuales de por vida, sin considerar las revalorizaciones.

Publicidad

Si se jubila a los 63 años y suponiendo que viva unos 20 años, hasta los 83 años, que es la esperanza de vida media en España, perdería unos 51.000 euros, por lo que Pedro debería replantearse su decisión de jubilarse antes de tiempo si no quiere perder poder adquisitivo al retirarse.

En portada
Publicidad
Noticias de