Ahorro para la jubilación: los fondos ganan terreno a los planes de pensiones

Las aportaciones a los planes de pensiones se redujeron el año pasado un 41%, mientras que los fondos batieron récords de siete años en captaciones

La decisión del Gobierno de reducir los incentivos fiscales a los planes de pensiones individuales ya tiene sus consecuencias. Los ahorradores que antes elegían invertir en planes de pensiones de cara a su jubilación ahora están desviando gran parte de estos ahorros hacia fondos de inversión.

Este trasvase hizo que en 2021 disminuyeran un 41 por ciento las aportaciones brutas a planes de pensiones individuales, que cerraron el año con 2.539 millones de euros, muy alejados de los 4.314 millones que los partícipes ingresaron en planes durante 2020.

Publicidad

Ha sido la primera vez en la serie histórica en que las aportaciones fueron menores que las prestaciones, en concreto 92 millones menos.

Por el contrario, los fondos de inversión sumaron el año pasado captaciones netas por valor de 25.723 millones de euros. Hacía siete años que no acumulaban suscripciones tan elevadas. Ya cuentan con un patrimonio de 317.545 millones de euros.

Los planes pierden el atractivo de la fiscalidad

El detonante de este cambio ha sido la determinación del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de reducir en 2021 de 8.000 a 2.000 euros el límite de las aportaciones a planes de pensiones individuales con derecho a desgravación en el IRPF, lo que supuso una merma del 75 por ciento.

Este año los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recogen otra rebaja de estos límites de 2.000 a 1.500 euros. Una nueva disminución del 25 por ciento, con lo que en dos años los límites se han reducido en 6.500 euros, perdiendo los planes uno de sus principales atractivos.

Publicidad
Publicidad

Este recorte perjudica a 7,5 millones de partícipes en planes individuales y a casi un millón de ahorradores en planes de previsión asegurados (PPA), muchos de los cuales optan por redirigir su ahorro finalista hacia otros vehículos de inversión.

"Tras la reducción de beneficios fiscales de los planes de pensiones individuales los ahorradores buscan otros productos de ahorro más eficientes para invertir el dinero destinado a la jubilación y se decantan principalmente por los fondos de inversión ", apunta Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen).

Buenos sustitutos

Esta preferencia se debe, a juicio de Casares, a que los fondos son “un buen instrumento de ahorro para la jubilación como complemento al sistema público de pensiones, pero, además, al tener liquidez inmediata, permiten recuperar el dinero invertido y utilizarlo para cubrir necesidades que surjan hasta el momento de la jubilación".

Otras de sus cualidades son "que se trata de productos fáciles de entender, es sencillo traspasar el capital de un fondo a otro y poseen un amplio abanico de posibilidades para elegir una adecuada combinación del par rentabilidad-riesgo, según las preferencias de los inversores”, señala Enrique Devesa, profesor de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE.

También permiten acceder a múltiples mercados a un coste inferior al que supondría invertir directamente en una variedad de activos y títulos equivalentes, y están gestionados por profesionales que conocen bien el mercado, a lo que se suma, según Paula Mercado, directora de Análisis VDOS, que "su fiscalidad es excelente, ya que solo se gravan las plusvalías al rescatarse el patrimonio".

Publicidad

¿Qué fondos elegir?

Sobre en qué tipo de fondos invertir con vistas a la jubilación, Mar Barrero, directora de Análisis en Arquia Banca, señala que dependerá del perfil de riesgo de cartera que tenga el inversor.

"Lo suyo es que una cartera cuente tanto con fondos de renta variable que cubran diferentes mercados y sectores como con fondos de bajo riesgo. En estos momentos, con los tipos de interés en niveles muy reducidos, pero con tendencia al alza nos centraríamos en fondos de renta fija corporativa de corto plazo y fondos de retorno absoluto de baja volatilidad”, señala la analista.

Además, considera que el entorno actual en el que imperan muchos factores de riesgo como la evolución de la pandemia, el incremento de la inflación, los cambios normativos, los conflictos políticos en el este de Europa… “obliga a contar con una mayor diversificación y no decantarse por un mercado, sector o estilo de inversión concreto”.

Impulsar los planes de pensiones

A pesar de que los planes de pensiones individuales viven unos de sus peores momentos hay expertos como Miguel Ángel Menéndez, director del área de Wealth de Mercer España, que consideran que siguen siendo "el mejor vehículo para el ahorro destinado a la jubilación”.

Argumenta que su rentabilidad obtenida a largo plazo es mayor que la de los fondos de inversión y pide mayores incentivos fiscales u otra mejora frente a los fondos de inversión que les permita “poder competir en igualdad de condiciones con ellos”.

Publicidad

Ya que si esto no ocurre, “los planes de pensiones individuales desaparecerán a medio plazo o experimentarán una gran reducción de su patrimonio, que es el objetivo que se ha fijado el Gobierno con el fin de que las pymes y los autónomos aporten al macrofondo de pensiones de empleo que está diseñando", pronostica Isabel Casares.

En portada
Publicidad
Noticias de