Telefónica: los analistas valoran el “alentador” flujo de caja como respaldo al dividendo

Los analistas valoran la tranquilidad que supone para Telefónica fijar el dividendo y las perspectivas alentadoras para la nueva definición del flujo de caja

Telefónica recibió una buena acogida entre los analistas de su nuevo plan estratégico para 2023-2026, con el que pretende impulsar el crecimiento, la rentabilidad y la sostenibilidad de la compañía.

Entre los distintos objetivos que la cotizada comunicó al mercado, uno brilla especialmente, el flujo de caja libre (FCF), que crecerá a una tasa anual media superior al 10 por ciento entre 2023 y 2026.

Publicidad

Esta métrica es imprescindible para asegurar la sostenibilidad del dividendo, una cuestión sobre la que los analistas tenían dudas, especialmente tras la pérdida del contrato con 1&1 en Alemania.

No obstante, la opa que anunció este martes Telefónica sobre su filial alemana, y los detalles del nuevo plan estratégico, apuntan a un dividendo más que sostenible durante los próximos tres ejercicios, y la prueba es que la compañía fijó un suelo de 0,3 euros por acción.

Perspectivas “seguras” para el flujo de caja de Telefónica

Esta evolución operativa que prevé la compañía “permitirá aumentar la generación de caja desde los aproximadamente 4.000 millones de euros previstos en 2023 hasta los 5.000 millones de euros en 2026”, explicó Telefónica.

Además, la compañía ofreció una nueva definición del flujo de caja (FCF) que utilizará de aquí en adelante y que fue valorada por los analistas.

“Es probable que se tome bien el cambio en la definición del flujo de efectivo libre, ya que la métrica ahora está más alineada con el flujo de efectivo disponible para distribuir a los accionistas”, dijeron los analistas de Citi.

Publicidad

Partiendo de la nueva definición de FCF que la compañía utilizará en adelante, ese incremento anual superior al 10 por ciento se traducirá en un aumento desde los 2.100 millones de euros en 2023 hasta los 3.000 millones de euros en 2026, especificó Telefónica.

Publicidad

Respaldo al dividendo

En este sentido, se espera que la reducción de los costes y la rebaja del gasto en capital (capex) “sean los principales impulsores del flujo de caja libre, lo que puede considerarse alentador”, recordó Geogios Leoriaconou, analista en Citi.

De esta forma, los nuevos objetivos a medio plazo, con un crecimiento superior al 10 por ciento en el flujo de caja libre, “seguros, impulsarán el desapalancamiento y pueden respaldar el aumento del dividendo”, explicó Erhan Gurses, analista en Bloomberg Intelligence.

El hecho de que Telefónica haya mantenido el dividendo en 0,3 euros es “una sorpresa y un alivio”, explicó a finanzas.com José Lizán, gestor de Rretro Magnum Sicav, aún cuando el plan presentado por la compañía no trajo ningún elemento transformador ni ningún anuncio sustancial, añadió este experto.

Publicidad

Por el contrario, Joaquín Robles, de XTB, consideró que este dividendo es “muy exigente” y está pensado para fidelizar a los accionistas, en lo que calificó como “una política muy agresiva”, porque la mayor parte de los beneficios “se van a retribuir a los accionistas y no al crecimiento”.

Rebaja del endeudamiento

A juicio de Lizán, “lo más atractivo es que, después de muchos años y mucho esfuerzo inversor, el capex se puede reducir, lo que da cierto alivio al flujo de caja y permitirá un desapalancamiento mucho más cómodo”.

Esta es la misma línea en la que incidió Andrew Lee, analista en Goldman Sachs, cuando recordó que la tranquilidad proviene de la nueva orientación para la ratio deuda neta/ebitda.

En concreto, esta ratio alcanzará en 2026 las 2,2-2,5 veces, por debajo del consenso, incluyendo cualquier efecto potencial derivado de la opa por Telefónica Deutschland.

Publicidad

Telefónica sigue en rango lateral

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Telefónica reaccionaron con fuerte volatilidad a la presentación de resultados y al plan estratégico, aunque conservaron el rango lateral.

“Para activar la entrada debería cerrar por encima de los 3,77 euros”, recordó Josep Codina, director de análisis de la revista Inversión. Ello aumentaría las opciones de buscar los 4-4,1 euros.

Por abajo, el valor tiene soporte entre 3,55-3,50 euros, con opciones adiciones de corregir hasta los 3,3 euros si pierde estos niveles.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de