Siemens Gamesa: descalabro bursátil en el 1T y previsiones grises para el año

Siemens Gamesa cerró el primer trimestre de 2022 con un descenso del 24,18 por ciento en su cotización, y hace frente a perspectivas grises para el resto del año

Siemens Gamesa cerró el primer trimestre de 2022 con un descenso del 24,18 por ciento en la cotización de sus acciones que le convirtieron en el cuarto peor valor del IBEX 35 durante los tres primeros meses del año, tan solo por detrás de CIE Automotive, Fluidra e Inditex.

Del precio de 20,95 euros con el que abrió el calendario la compañía de energías renovables, se pasó a los 15,98 euros con los que cerró la última sesión de marzo. Un precio que rozaba los mínimos de los dos últimos años.

Publicidad

En el transcurso de este desplome, Siemens Gamesa presentó a su nuevo CEO en público, un Jochen Eickholt que no convenció al mercado con las promesas de corrección de rumbo de la empresa, hechas durante su estreno en junta de accionistas.

La compañía también vio como el primer cuarto del año servía para seguir alimentando las sirenas de opa por parte de su matriz, Siemens Energy, y para que algunos agentes del mercado avisaran sobre los peligros estructurales de la empresa.

El problema para la cotizada del IBEX 35 es que, a pesar de esta sucesión de malas noticias en los últimos tiempos, no parece que la tormenta vaya a amainar pronto. Así se considera, al menos, desde JP Morgan, que esta semana reiteró sus malas previsiones para Siemens Gamesa.

Publicidad

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

0,000,00 %
17,94

Siemens Gamesa se enfrenta a viejos enemigos

El banco de inversión estadounidense emitió un informe de valoración sobre Siemens Gamesa en el que recortó 50 céntimos el precio objetivo asignado a las acciones de la empresa, que a ojos de JP Morgan pasaron a valer 18 euros.

Esta rebaja colocaba a JP Morgan como una de las entidades más pesimistas respecto al futuro crecimiento del fabricante de turbinas eólicas, tan solo superada por las estimaciones de firmas como Morgan Stanley o Alantra Equities, que cifraban su precio objetivo en los 14 y 16,43 euros, respectivamente.

Publicidad

Los motivos blandidos por JP Morgan para llevar a cabo esta reducción de sus perspectivas respecto a Siemens Gamesa, además, pasan por elementos que reinciden sobre los males que llevan afectando a la compañía desde que emitiera su primer profit warning hace más de un año.

"Estimamos que el coste de las turbinas aumentará entre uno y un par de puntos porcentuales a lo largo del año, factor que, junto con la interrupción de la cadena de suministro, especialmente en China, afectará a los resultados", señalaban desde JP Morgan.

"El conflicto entre Rusia y Ucrania ha provocado un nuevo aumento de la presión inflacionista, además de afectar a la disponibilidad de los componentes", añadía el banco.

Los resultados serán clave para convencer al mercado de un cambio de tendencia

Los analistas de JP Morgan indicaban en su informe que estarán muy atentos a la presentación de resultados de su segundo trimestre fiscal que la empresa llevará a cabo el próximo 5 de mayo.

Para esta fecha, la entidad norteamericana espera que los primeros resultados del nuevo CEO briden una oportunidad de que este ofrezca más detalles sobre cómo y cuándo puede producirse la mejora de Siemens Gamesa, unos matices que Jochen Eickholt no ofreció durante la junta de accionistas del mes pasado.

Publicidad

"Dado su historial, esperamos escuchar las opiniones del Sr. Eickholt sobre la situación actual y el calendario para la reconversión del negocio onshore", afirmaban desde JP Morgan.

El desempeño de esta división, que Siemens Gamesa ha identificado como su mayor quebradero de cabeza a la hora de aumentar su rentabilidad, volvía a erigirse como un punto de fricción vital para conocer cómo podrá enderezar su rumbo.

"Siemens Gamesa es el líder del mercado en offshore. Dicho esto, el crecimiento de la empresa en este campo será limitado en 2021-22 y la inflexión no se producirá antes de 2023-24", matizaban desde el banco.

Publicidad

La entidad agregaba, de igual manera, que sus expectativas pasaban porque la división onshore no "alcanzara un punto de equilibrio hasta 2025-26, debido a que los vientos en contra de las materias primas durarán más tiempo, así como a los retrasos en el desarrollo de un 5X que provocarán un aumento de los costes".

El resquicio de esperanza para Siemens Gamesa

En este escenario de presión inflacionista y retrasos en la cadena de suministro provocados por el desequilibrio geopolítico, el informe de JP Morgan sí concedía que la guerra en Ucrania "ha puesto a las renovables en el punto de mira".

El banco señalaba, sin embargo, que "la eólica tiene plazos más largos y el impacto potencial en los pedidos no será visible antes del año fiscal 24".

La entidad dibujaba así un marco de rendimiento para Siemens Gamesa en que sus acciones "se verán respaldadas por el sentimiento favorable hacia las energías renovables", pero reafirmaba su estimación a la baja ante unas previsiones bajistas para el ejercicio de 2025 que valoran el negocio onshore en 1.000 millones de euros de valor negativo.

Siemens Gamesa, por tanto, puede beneficiarse del posicionamiento favorable del mercado hacia empresas de su sector debido a la crisis provocada por Rusia.

Publicidad

Para poder capitalizar este contexto, no obstante, tendrá que hacer frente a un entorno macro que agrava sus problemas recientes, y tendrá que poner su fuero interno en orden.

De momento, el inicio del segundo trimestre empezó de forma favorable para la empresa, que dejaba atrás la debacle del primer trimestre con una subida de 1,22 por ciento durante la jornada del viernes.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de