Naturgy. La opa de IFM confunde al mercado ante la falta de recomendaciones claras

La opa de IFM sobre Naturgy llega a su recta final, pero los analistas reflejan la incertidumbre que genera la operación

Faltan apenas tres días para que se cierre la oferta pública de adquisición (opa) del fondo IFM sobre Naturgy y los analistas reflejan la incertidumbre que genera la operación.

El fondo australiano lanzó una opa sobre algo más del 22 por ciento del capital de la energética, pero se guarda la opción de sacarla adelante aunque solo consiguiese el respaldo del 17 por ciento del accionariado.

Los cruces de declaraciones con la directiva de Naturgy y con Criteria Caixa, uno de los accionistas de control junto a CVC y GIP, aumentan las alertas sobre la dificultad que genera la opa en su recta final.

La rebaja de IFM

Son varios los puntos de desencuentro entre IFM y los grandes accionistas de Naturgy, que representan cerca del 60 por ciento del accionariado.

A comienzos de agosto, el Gobierno dio su visto bueno a la opa, pero con condiciones. Estas pasaban principalmente por imponer el plan estratégico de la energética, enfocado sobre todo a la transición energética.

Publicidad

IFM rebajó su precio inicial de 23 euros hasta los 22,07 euros a causa del dividendo que incluye la hoja de ruta de Naturgy, fijado en una retribución de 0,3 euros por acción.

Publicidad

Este fue el gran motivo del rechazo por parte de la cúpula de Naturgy. Además, en estos meses, la cotización de la compañía ha caído por debajo de la oferta inicial y ahora las acciones se mueven en 21,75 euros pese a ganar un 14 por ciento en el acumulado del año.

Septiembre: nuevos desencuentros

A mediados de septiembre comenzó el periodo de aceptación de la opa. El Consejo de Naturgy calificó de “razonable” el nuevo precio ofrecido, aunque no aceptó la intención de IFM de ocupar asientos en el órgano.

A finales del mes pasado, Criteria Caixa arrojó más leña al fuego y emitió un comunicado en el que manifestaba que la operación “no ofrece satisfacción plena” para sus “intereses”.

Lejos de quedar ahí, IFM amenazó con la supresión de los dividendos de llegar al control de la compañía aunque estos ya han sido aprobados por parte del Consejo.

Provocó, además, una reacción en cadena entre los analistas, propiciando que muchas firmas y bancos de inversión rebajaran sus calificaciones en Naturgy.

Publicidad

Cautela entre el consenso

De acuerdo al consenso consultado por finanzas.com, la opción mayoritaria pasa por mantener los títulos de Naturgy (61 por ciento de los analistas).

Firmas como Mirabaud, Alantra o el Banco Sabadell modificaron su posición hacia la venta tras comenzar el periodo de aceptación.

La recomendación convence a un 19 por ciento de los analistas del panel, los mismos que se inclinan por la compra, si bien ninguna de las últimas revisiones apuesta por la adquisición de los títulos.

También ha provocado una caída del potencial de Naturgy. El consenso marca una revalorización de apenas un 3 por ciento, que arroja un precio objetivo de 22,39 euros; por debajo de la oferta inicial que planeaba Naturgy.

Publicidad

La última firma en reflejar las dudas en torno a la opa fue la firma JB Capital, liderada por el inversor Javier Botín, que modificó este martes su posición hacia neutral y concedió un precio objetivo de 22,25 euros por título.

En portada
Publicidad
Noticias de