Los pilotos de BA serán los próximos en montar una huelga a IAG, que cedió al personal de tierra

Los pilotos de British Airways presionan a IAG con una huelga si no se atienden sus reivindicaciones salariales. El personal de tierra logró incrementos del 8% con los paros

Los pilotos de British Airways, la filial británica de International Consolidated Airlines Group (IAG), se están preparando para organizar una votación cuyo resultado podría conducir a la huelga.

El sindicato de pilotos Balpa, bajo una creciente presión por parte de sus miembros, se está preparando para los paros después de que la aerolínea rechazara las demandas para un nuevo acuerdo salarial, según desveló el diario británico The Telegraph.

Publicidad

La huelga podría llegar tan pronto como este verano y sería un nuevo golpe para los miles de turistas que han sufrido las disrupciones del tráfico en los aeropuertos británicos.

Tras mantener una reunión el martes pasado, los pilotos dejaron claro al presidente ejecutivo de British Airways, Sean Doyle, que solo aceptarían “acciones cuantificables” por parte de la aerolínea, lo cual no ha ocurrido.

Los sindicatos aprietan a IAG

Las fuentes sindicales consultadas por el diario británico explicaron que cada vez hay más presión para votar sobre la huelga, especialmente después del éxito de los sindicatos Unite y GMB con las protestas del personal de tierra en el aeropuerto de Heathrow.

En concreto, los trabajadores de tierra de British Airways detuvieron la huelga prevista la semana pasada después de acordar un incremento salarial del 8 por ciento.

Publicidad
Publicidad

Mientras tanto, al personal que trabaja para las empresas de reabastecimiento de combustible que dan servicio a los aviones rivales se le ha ofrecido un aumento salarial del 10 por ciento.

Los pilotos de Balpa reconocieron que están bajo “una enorme presión”, si bien preferirían adoptar otro enfoque. El problema, lamentaron fuentes sindicales, es que British Airways parece ignorar sus demandas hasta que no llegan las amenazas.

Aumentos salariales

Martin Chalk, secretario general de Balpa, dijo: “Estamos en conversaciones con British Airways y deseamos persuadirlos de que las deducciones continuas del salario de nuestros miembros no se justifican“.

En realidad, añadió Chalk, “deberíamos estar hablando de aumentos salariales dado el escenario inflacionario”, según publicó el rotativo británico.

Publicidad

De esta forma, y a menos que British Airways se avenga a negociar estas demandas, el sindicato Balpa tiene decidido consultar con sus miembros la toma de próximas acciones, lo que podría conducir a una nueva huelga.

La recuperación de IAG, en el punto de mira

El nuevo conflicto en ciernes es una preocupación más para IAG, cuya recuperación sigue empañada por la guerra en Ucrania y los problemas derivados de las disrupciones en los aeropuertos.

El grupo tiene buenas noticias por descontar, pero aún perderá dinero en este trimestre, que tendría que haber sido el de la recuperación.

Uno de los rivales de IAG en el Reino Unido, la aerolínea de bajo coste Easyjet, dijo este martes que tuvo que anotar cargos por 133 millones de libras esterlinas debido a las disrupciones provocadas por la escasez de personal en los aeropuertos y las cancelaciones de vuelos.

Publicidad

En la misma línea, el gigante del bajo coste Ryanair enfrió las expectativas de que la rentabilidad prepandemia vuelva este año.

British Airways depende de los vuelos transatlánticos y del Reino Unido para obtener rentabilidad.

Pero “la escasez de mano de obra y los desafíos operativos requieren recortes de capacidad, lo que podría dañar a la marca”, dijeron los economistas de Bloomberg Intelligence.

IAG retoma las caídas

Desde el punto de vista técnico, las acciones de IAG retomaron las caídas este martes y cotizaban en los 1,32 euros.

La principal resistencia a superar está entre los 1,45 y los 1,6 euros, que son los soportes que tuvo la acción durante 2021 y buena parte de este año, dijo Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco.

Publicidad

Por abajo, el principal soporte está en los mínimos posteriores al estallido de la pandemia en 2020, sobre los 0,98 euros.

En portada
Noticias de