Los bajistas huelen sangre en el Santander y el Sabadell

AQR Capital reaparece en el Santander mientras que Samlyn Capital incrementa su presión en el Sabadell tras haberse replegado hasta en seis ocasiones en un mes

El Banco Santander recibe de nuevo la visita de Clidd Asness, la cabeza pensante del fondo de cobertura AQR Capital, uno de los más activos este curso en la Bolsa española.

El hedge fund ha declarado una posición corta contra la entidad de Ana Botín del 0,5%, con un valor de mercado contra los títulos de 297,4 millones de euros. 

Publicidad

Asness ya mostró sus intenciones sobre el Santander el 21 de abril con un 0,51%, aunque bajó su posición al 0,47% en la siguiente jornada.

El ataque llega después de que el banco se mueva en máximos anuales, sobre los 3,50 euros, que son los niveles previos a la pandemia. 

Así, el Santander se encuentra en un momento dulce con el mercado y busca su resistencia clave, los cuatro euros, mientras que los inversores siguen poniendo en valor hechos como que será capaz de batir en rentabilidad a sus principales pares europeos.

Publicidad

Salmyn no se cansa del Sabadell 

El Banco Sabadell tiene su batalla particular con el fondo estadounidense fundado en 2007 por Rob Pohly, ex gestor de Credit Suisse que también desarrolló su actividad como banquero de inversión de Goldman Sachs, Samlyn Capital

A principios de mayo llegó acumular un 1,87% en contra de los títulos de la entidad catalana, pero el desempeño bursátil del Sabadell, sube un 80% en el año, provocó que replegase su posición hasta en 6 ocasiones con un mínimo en el -0,52%

Publicidad

El caso es que ahora vuelve a la carga con el -0,65%, una apuesta bajista con un precio de mercado de 29,26 millones de euros al calor de la presentación del plan estratégico de la entidad que provocó una caída del valor del 6,54% el día de su presentación. 

Fue en las dos jornadas siguientes, cuando las acciones rebotaron un 2,55% y un 2,53%, los días elegidos por el hedge fund para incrementar posiciones en una entidad donde su máximo responsable, César González-Bueno, quiere elevar el ROTE por encima del 6% para 2023.

Movimientos de alto riesgo 

El estratega de IG España, Sergio Ávila, califica estas operativas como “muy arriesgadas” y unos movimientos “de la máxima especulación posible y solo al alcance de inversores que no les importe perder la apuesta al ir en contra de un sector con todo a su favor”. 

Es cierto que el caso del Santander, por ejemplo, hay una fuerte sobrecompra y puede que su apuesta vaya por el lado técnico pensando que el valor puede irse hacia el soporte crítico de los 3,20 por acción, pero el caso es que apunta más hacia la resistencia de los 3,75 euros que da acceso a la clásica de los 4 euros”, concluye Ávila.

Publicidad

SANTANDER (SAN)SANTANDER (SAN)

0,010,38 %
2,77

A la espera del fin del rally

Por el contrario, tal y como señala la analista de Renta 4 especializada en banca, Nuria Álvarez, "no se puede descartar que, pese a los vientos de cola, los bancos ya han descontado todos los puntos favorables y se avecine un segundo semestre más duro para las entidades".

Su análisis se basa en el hecho de que, aunque las provisiones fueron realmente elevadas y suficientes, "no sabemos qué va a pasar con la tasa de morosidad una vez finalicen las ayudas del Estado y los aplazamientos ofrecidos por los propios bancos", expone.

Por tanto, para esta experta "el movimiento de estos bajistas puede encuadrarse dentro de esta situación y no ser puramente especulativo sino de posicionarse con tiempo de sobra para cuando aparezcan estas tensiones".

B.SABADELL (SAB)B.SABADELL (SAB)

-0,02-2,63 %
0,79
En portada
Publicidad
Noticias de