Repsol seduce a la banca internacional

Hasta 20 grandes bancos y brokers elevan su valoración sobre Repsol, que capitaliza la confianza con un fuerte rally

La cotización de Repsol sube con fuerza y se acerca a los 11 euros, los niveles previos al estallido de la pandemia del coronavirus.

El título está en máximos de 52 semanas y se anota en el año una ganancia superior al 33%, con lo que es el tercer mejor valor del IBEX 35.

Publicidad

Los resultados presentados por la petrolera mostraron pérdidas de 3.289 millones de euros, lo que ya se esperaba el mercado por culpa del coronavirus. Pero en términos ajustados, el beneficio dobló las expectativas.

Las cuentas aceleraron la recuperación del valor, que además se ganó la confianza de la gran banca internacional. Hasta 20 entidades elevaron el precio objetivo en los últimos días.

Entidades como Goldman Sachs, JP Morgan, Citi, Mediobanca, Bank of America, Credit Suisse, Barclays, Societé Genérale, Barclays, UBS y Morgan Stanley se subieron al carro de Repsol, junto a firmas nacionales, como Bankinter o Caixabank.

Publicidad
Publicidad

La reacción supone una de las revisiones al alza (rerating) más fulgurantes vistas recientemente en la bolsa española.

También se vio acelerada por el rebote del petróleo. Aunque el Brent marcó recientemente la peor racha del año, cotiza sin problemas por encima de los 60 dólares. Fue una recogida de beneficios típica a la espera de la reunión de la OPEP.

La visión de los analistas

  • Repsol reportó unas pérdidas netas de 3.289 millones debido al impacto del coronavirus. Sin embargo, el beneficio ajustado, que mide la marcha del negocio, fue de 600 millones, el doble de lo que esperaba el consenso de analistas. Fueron unos resultados “sólidos, impulsados por un buen desempeño comercial”, dicen en Kepler Cheuvreux.
  • Sólo en el último trimestre, el beneficio neto escaló hasta los 404 millones de euros, un 204% más que lo que esperaba el mercado. Estas cifras, que en Societé Genérale califican de “impresionantes” se produjeron pese a que el crudo cayó un 30% y el margen de refino en España el 82%.
  • Deuda: la sorpresa más positiva. Repsol informó de una deuda neta de 3.042 millones de euros, el 28% menos. “Debe ser una de las pocas empresas a nivel mundial y en todos los sectores que redujo la deuda neta durante la pandemia”, opinan en Societé Genérale.
  • El dato de la deuda es “bueno”, añaden en el Sabadell, teniendo en cuenta que la guía eran 3.000 millones de euros. En Kepler reconocen igualmente que la menor deuda neta tuvo un impacto positivo en su valoración (12 euros por acción, uno de las más elevadas).
  • Margen de refino. En el primer trimestre de este año seguirá bajo, en torno a los 2 dólares por barril debido a las restricciones a la movilidad, según estiman en Kepler Cheuvreux. Pero una vez que la situación se normalice, la compañía espera que el margen mejore. De hecho, la previsión es que alcance en el año los 3,5 dólares. En Renta 4 creen que esta proyección es “algo optimista”.  

El entorno, uno de los más hostiles

Las cifras muestran que la petrolera enderezó el rumbo del negocio y consiguió rebajar la deuda en uno de los entornos más complicados que se recuerdan para el sector por culpa de la pandemia.

  • El hundimiento de los precios del petróleo y el gas fue el factor que determinó el año. En los momentos de más pánico, llegó a cotizar en negativo.
  • Por eso, prácticamente ninguna petrolera pudo escapar de “unas pérdidas históricas”, recuerdan en Bankinter. Por ejemplo, Chevron perdió en el año 5.543 millones de dólares y British Petroleum 20.305 millones de dólares.

Brotes verdes para el accionista de Repsol

La recuperación en bolsa de Repsol y la cascada de subidas de precio objetivo de la que se ha visto acompañada se justifican también por algunos factores positivos que el grupo ofrece de cara a los próximos meses.

  • La salida a bolsa de la filial de renovables, donde el grupo tiene previsto multiplicar por cinco su capacidad. A medida que la cartera siga creciendo “y con el fuerte apetito del mercado por los activos de bajas emisiones en carbono” esta parece ser la alternativa preferida”, para cristalizar el valor dicen en Kepler Cheuvreux. Otra opción sería la venta directa de una participación minoritaria en la división comercial.
  • Si estas operaciones se cierran con éxito, podrían ser catalizadores para apoyar la trayectoria del valor, sin perder de vista la evolución de los márgenes de refino, explican en Kepler Cheuvreux.
  • En la misma línea, los analistas de Alantra creen que la salida a bolsa es “la mejor opción” para el negocio de renovables. “Daría vida al negocio, acceso a los mercados de capitales y menores costes del capital”, apuntan.
  • El dividendo siempre resulta un foco de interés en Repsol, y más este año en el que la petrolera eliminó la remuneración en especie. En total, la retribución alcanza los 0,6 euros por acción. La rentabilidad por dividendo que calcula Renta 4 Banco es del 6%, un porcentaje que califica como “atractivo”.
En portada
Publicidad
Noticias de