La última de Florentino Pérez apuntala el esperado crecimiento de ACS

ACS cierra la venta a Vinci por 4.902M€ sobre el bocinazo de 2021. Ahora debe aclarar cómo reinvertirá las plusvalías, aunque los analistas ya se emocionan

ACS terminó 2021 con una guinda de oro en forma de la finalización de la venta de su área de Servicios Industriales al grupo francés Vinci por 4.902 millones de euros. Las plusvalías generadas en la operación cimientan un crecimiento bursátil para 2022 que los analistas esperan que sea del 30 por ciento.

La operación de venta rubricada en el último día del 2021 ha terminado cerrándose por un monto ligeramente inferior al originalmente estimado, pero supone la mayor transacción corporativa ocurrida en España este año y deja una plusvalía neta en las cuentas de ACS que se eleva hasta los 2.900 millones de euros.

Publicidad

La constructora afronta 2022, por tanto, con una liquidez que convence al mercado, pese a que aún se sigue esperando mayor claridad sobre dónde reinvertirá la empresa esta generosa inyección económica.

ACS (ACS)ACS (ACS)

0,371,53 %
24,50

Los detalles de la operación del año de ACS

El grupo constructor dirigido por Florentino Pérez anunció el pasado marzo la venta de su división industrial a Vinci, momento en que se concretó que la constructora española recibiera un pago mínimo de 4.930 millones y máximo de 4.980 millones, una vez la transacción recibiera el visto bueno de las autoridades regulatorias.

Esta cantidad se ha visto reducida en el momento la firma definitiva del acuerdo por 4.902 millones de euros, anunciado por ACS el 31 de diciembre en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Publicidad
Publicidad

La constructora también ha confirmado en ese anuncio, no obstante, que recibirá un pago variable máximo de 600 millones de euros en metálico, "a razón de 20 millones de euros por cada medio GW desarrollado por la División Industrial entre el 31 de marzo de 2021 y hasta los 7 años siguientes a la ejecución de la compraventa".

Este pago será, además, prorrogable por 18 meses adicionales "si la División Industrial vendida no alcanzara a desarrollar 6 GW en los primeros 42 meses".

Del mismo modo, ambas partes han acordado la creación de una empresa conjunta de la que ACS tendrá un 49 por ciento y a la que ambas compañías aportarán, durante al menos ocho años y medio, todos los activos renovables que desarrolle la División Industrial recientemente vendida.

ACS mantiene su potencial de crecimiento en bolsa

ACS ha sido uno de los valores que más han sufrido en bolsa durante el 2021, cerrando el año con pérdidas del 13,19 por ciento que han dejado sus acciones en un precio de 23,57 euros, a pesar de haber cerrado un último mes con un 11,13 por ciento de recuperación.

De cara a 2022, el consenso de analistas otorga un precio objetivo a los valores de la acción que se sitúa en los 30,75 euros, lo que supondría conseguir una revalorización del 30,5 por ciento en 12 meses.

Publicidad

La tendencia optimista de los analistas en torno a las posibilidades de ACS en el próximo ejercicio bursátil se disparó en noviembre, tras unos resultados del tercer trimestre en los que los 7.035 millones de euros de ingresos conseguidos dieron muestras positivas de una recuperación de la actividad tras los parones sufridos durante la pandemia.

Informes como el realizado por Bankinter incidieron de nuevo, sin embargo, en que una de las claves del valor a futuro es la potencial inversión de la recaudación obtenida por la venta del negocio de servicios industriales a Vinci.

Pero a pesar de este aviso, la recomendación de compra de la entidad financiera se mueve en un entorno similar al del consenso, ya que otorga un precio objetivo a las acciones de 30,5 euros.

Se espera un aumento del dividendo dentro del sector

Pese a la falta de indicios ofrecidos por ACS sobre cómo reinvertirá esta plusvalía, desde Bloomberg Intelligence se señala que los líderes de la construcción de infraestructuras, entre los que se incluye el grupo español, "están preparados para mantener el gasto en los niveles actuales, aumentar los dividendos y reanudar la recompra de acciones en 2022".

"Las pruebas de estrés sobre el ebitda y el flujo de caja libre de 2022 con descensos del 10-20 por ciento frente al consenso muestran que las empresas constructoras tienen capacidad suficiente para soportar aumentos de dividendos y compras de activos", explica el informe.

Publicidad

Con esos datos en mano, los analistas de Bloomberg Intelligence pronostican que en 2022 se produzca un probable aumento medio de los dividendos del 20 por ciento en comparación con 2021.

En el caso de ACS, el informe señala que la reestructuración corporativa tras la prevista desinversión de su negocio de energía "podría hacer que las inversiones se reduzcan un 22 por ciento en 2022, mientras que Vinci podría aumentar un 9 por ciento".

En portada
Publicidad
Noticias de