El miedo a la variante delta tumba al IBEX 35

El miedo a le expansión de la variante delta tumba al IBEX 35 y lastra a los valores turísticos y la banca. Fuertes caídas en Europa y en el Dow Jones

La bolsa española encajó una caída del 2 por ciento para su principal indicador, el IBEX 35, que retrocede hasta los mínimos de finales abril en los 8.650 puntos.

El miedo a la expansión de la variante delta del coronavirus está haciendo mucho daño a la bolsa española, dado que España presenta la tasa de incidencia más alta entre los países europeos.

Publicidad

Caen con fuerza los bancos y las ‘utilities’, alrededor del 3 por ciento, pero tampoco se libra el sector turístico, que podría verse especialmente impactado si los países europeos se ven obligados a introducir nuevas restricciones a la movilidad.

Por ejemplo, Francia está recomendando a sus ciudadanos que no viajen a España debido a la explosión de contagios. El ejecutivo galo ha dejado caer que el gobierno de Pedro Sánchez fue demasiado laxo con la desescalada, por lo que podría estrechar los controles.

Para el IBEX 35 son malas noticias. En la medida en que el selectivo no logre recuperar el nivel de los 9.000 puntos, "la debilidad en el corto plazo se mantendrá", apunta Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco.

Publicidad

Más presión para el turismo y los bancos

En este contexto de mayor aversión al riesgo, toda la presión regresa a los valores del sector turístico. Así, la peor parte se la llevó Meliá, que perdió el 2 por ciento, mientras que Amadeus corrigió otro 2 por ciento.

Además, IAG que comenzó con caídas del 1,3 por ciento, cerró en plano, en tanto que Aena se dejó el 1,3 por ciento. NH Hoteles, que cotiza fuera del selectivo y está menos expuesta, acabó la sesión con una fuerte subida cercana al 4 por ciento .   

Publicidad

Igualmente, las perspectivas de que la variante delta frene la recuperación económica hacen mucho daño a la banca española.

De esta forma, el Banco de Sabadell perdió un 3 por ciento, seguido por el BBVA, que perdió otro porcentaje similar, y del Banco de Santander, que retrocedió un 2,7 por ciento. Bankinter limitó la caída al 1,5 por ciento.

Los inversores dan la espalda al ‘trading de reflación’

Todos estos movimientos descuentan que la recuperación económica no será tan intensa como se esperaba.

Justo cuando el Banco Central Europeo permitirá que el objetivo de inflación supere el 2 por ciento, los inversores dan la espalda al conocido como ‘trading de reflación’. Y lo hacen porque están esperando que el entorno económico empeore.

Publicidad

La prueba es que el resto de indicadores europeos también están sufriendo un fuerte castigo. Así, el Cac francés perdió el 2 por ciento, mientas que el Dax alemán corrigió el 1,7 por ciento y el Ftse de Londres cae el 1,6 por ciento.

En la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones abrió con caídas del 1 por ciento. Al igual que en Europa, a los inversores estadounidenses también les preocupa la expansión de la variante delta.

China coloca a las tecnológicas en la diana

Pero no es el único problema que tienen entre manos. Las represalias de China contra Didi por salir a cotizar a Wall Street desoyendo las recomendaciones del gobierno chino han puesto al Nasdaq en la diana.

Por ahora, el castigo quedó acotado al mercado local chino, pero el riesgo de contagio a Wall Street es más que evidente. Así, el índice Hang Seng de Hong Kong retrocede casi un 20 por ciento desde sus máximos de febrero y está a punto de entrar en territorio bajista.

Publicidad

Gigantes como Baidu, Tencent o Meituan perdieron este jueves casi un 4 por ciento en medio de una avalancha de ventas masivas por el miedo a que los reguladores del gigante asiático estrechen el cerco sobre estas compañías.

“Podría haber un  endurecimiento de las investigaciones existentes”, así como en las regulaciones antimonopolio para las plataformas de Internet, y más investigaciones en nuevas áreas, dijo Katherine Chan, analista de investigación de acciones de Union Bancaire Privée.

En portada

Noticias de