IAG toma un poco de oxígeno de cara a 2023

La IATA mejora sus previsiones para el sector y espera que aerolíneas como IAG regresen a los beneficios a lo largo de 2023

Las acciones de IAG continúan en el atolladero bursátil al que les empujó la pandemia, pero ven esta semana algo más de luz al final del túnel gracias al último informe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que espera que el sector aéreo vuelva a los números verdes en 2023.

La IATA espera ahora que las pérdidas de la industria aérea global en 2022 se reduzcan hasta los 9.700 millones de dólares, mejorando su anterior previsión de pérdidas de octubre de 2021, fijada en los 11.600 millones de dólares.

Publicidad

El informe de la IATA destacaba esta semana que estas pérdidas cercanas a los 10.000 millones de dólares supondrían un margen de pérdida neta del -1,2 por ciento, lo que implicaría "una enorme mejora respecto a las pérdidas de 137.700 millones de dólares de 2020, y de 42.100 millones de dólares en 2021".

La disminución de las pérdidas desde márgenes de hasta el 36 por ciento en 2020, además, cimentaría un regreso a la rentabilidad en 2023 que, a ojos de la IATA, "parece estar al alcance de la mano".

Un pronóstico esperanzador que coincidía con los cálculos realizados por IAG el pasado diciembre, en plena explosión de la variante ómicron del coronavirus, y que combate el pesimismo emitido por instituciones como Fitch, que auguraba que la recuperación del tráfico a niveles prepandémicos se retrasaría hasta 2024.

Publicidad

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,010,45 %
1,34

La IATA llama al optimismo

El informe de previsiones publicado por la IATA coincidió con la asamblea general anual número 78 de la asociación, celebrada en Doha.

Una asamblea que sirvió para que los líderes de la industria compartieran sus perspectivas del sector, y mandaran un mensaje de optimismo respecto a su horizonte a corto plazo.

Publicidad

"Estamos repuntando. Para el próximo año, la mayoría de los mercados deberían ver cómo el tráfico alcanza o supera los niveles anteriores a la pandemia", aseguró director general de la IATA, Willie Walsh.

"Las aerolíneas son resistentes, el número de personas que vuelan es cada vez mayor, y la carga está funcionando bien en un contexto de creciente incertidumbre económica", añadió.

A pesar de estos signos positivos esgrimidos por la IATA, Walsh no rehuyó la realidad de un sector que seguirá haciendo frente a un contexto macroeconómico difícil, en el que las aerolíneas se verán afectadas a nivel global, "sobre todo en cuanto a costes de combustible, así como por algunas restricciones persistentes en mercados clave".

El cierre de 2022 se acerca a niveles prepandémicos

De forma paralela a su convencimiento de que el sector aéreo logrará recoger beneficios en 2023, la IATA también quiso ofrecer unas cifras más ajustadas acerca de las operaciones de la industria en 2022.

De acuerdo a sus estimaciones, los ingresos del sector alcanzarán los 782.000 millones de dólares este año, lo que supondría mejorar en un 54,5 por ciento los números conseguidos en 2021, y quedarse a tan solo un 6,7 por ciento de los niveles alcanzados en 2019.

Publicidad

La IATA, asimismo, espera que los vuelos totales operados en 2022 alcancen los 33,8 millones, cifra que sería cerca de un 13 por ciento inferior a los 38,9 millones de vuelos registrados en 2019.

De acuerdo al análisis realizado por Renta 4, las previsiones de la IATA llevadas a cabo este mes de junio de 2022 deberían tener "impacto positivo en el sector, si bien varios factores seguirán pesando sobre la recuperación, como son el coste del combustible y las perspectivas macro".

La entidad financiera española incidía, aun así, sobre la apreciación por parte de la asociación de que "el aumento del coste del combustible, de momento, no se está notando en la demanda debido al gran interés por viajar".

Publicidad

En su informe de conclusiones en torno a las estimaciones de la IATA, el banco también recalcaba, por último, que "el impacto de la guerra de Ucrania no apunta a ser muy grande a nivel global, dado que la cuota de tráfico de Ucrania sobre el total de tráfico en Europa es del 3,3 por ciento, y la de Rusia, del 5,7 por ciento".

IAG no logra contagiarse del optimismo

Las muestras de optimismo de la IATA son una de las últimas señales positivas para una IAG que, sin embargo, no logra traducir este positivismo en una clara mejora de su cotización.

El conglomerado de aerolíneas redujo este martes el valor de sus acciones cerca de un 1,7 por ciento, fijando su precio en 1,38 euros.

Los analistas, aun así, mantienen la confianza en la recuperación de la cotizada del IBEX 35, que cuenta con un precio objetivo promedio que se alza hasta los 2,16 euros. Una cifra que supondría un potencial de retorno superior al 50 por ciento respecto a su cotización del 21 de junio.

Los expertos, por tanto, consideran que es cuestión de tiempo que IAG y otras aerolíneas remonten el vuelo en bolsa, pero la trayectoria generalizada de estas sigue siendo descendente.

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de