IAG: el bloque de brokers escépticos sigue creciendo

El exceso de capacidad en las rutas transatlánticas se convierte en un problema añadido para IAG y el resto del sector aéreo.

Las acciones de IAG encadenaron una racha de siete caídas en las últimas ocho sesiones, tras dispararse el escepticismo entre inversores y analistas respecto a la recuperación de la actividad.  

Mientras que los inversores bajistas dieron un respiro a la aerolínea, los brokers hicieron todo lo contrario y desataron una auténtica oleada de rebajas en sus recomendaciones. 

Publicidad

Firmas de inversión de mucho peso, como Bernstein, BerenbergPeel Hunt o JP Morgan mostraron su descontento con las perspectivas de la aerolínea.   

A este bloque de expertos afligidos se acaban de unir los analistas de Exane BNP Paribas, que han rebajado la recomendación de IAG desde ‘neutral’ hasta ‘infraponderar’.  

Difíciles perspectivas para IAG y el sector 

Lo cierto es que el sector no vive sus momentos más boyantes. “Las perspectivas de recuperación para las aerolíneas aún parecen ser difíciles, tanto en términos de recuperación de la demanda como de oferta en la capacidad”, explicaron en el banco francés.  

"No nos gusta lo que vemos" con respecto a la demanda de viajes corporativos y, aunque la demanda de ocio es más fuerte, es una “fantasía” sugerir un repunte total dadas las complicaciones de volar para los no vacunados y la posibilidad de que los clientes vacunados se desanimen por la logística y el miedo a los contagios, añadieron estos expertos.  

Pero no todas las aerolíneas bajo la cobertura de Exane BNP Paribas tuvieron la misma suerte que IAG. En concreto, el banco francés elevó su recomendación su Luthansa y Jetblue hasta ‘neutral’.  

Publicidad

En el caso de la aerolínea alemana calcularon un potencial alcista del 7,5 por ciento, mientras que en IAG sucede todo lo contrario, pues el nuevo precio objetivo de 1,79 euros implica un recorrido a la baja del 6,5 por ciento. 

Publicidad

 

Demasiada capacidad 

El problema que identificaron los analistas del BNP Paribas Exane es el exceso de oferta por parte de las aerolíneas.  

“Claramente, hay demasiada capacidad” que está volviendo a los mercados clave y es poco probable que se materialicen los rendimientos “supernormales” que se esperan después de la pandemia. 

Publicidad

Es un problema añadido al propio coronavirus que ha desvelado la apertura del tráfico entre Europa y los Estados Unidos. No hay tanta demanda para la oferta que las compañías están colocando en el mercado.  

Pruebas gratis de Covid-19 para impulsar la demanda transatlántica 

Tanto es así que la propia British Airways ofrecerá a partir de 2022 pruebas gratis de Covid-19 en el segmento corporativo para impulsar la demanda de viajes transatlánticos.   

La idea es facilitar que los viajeros por motivos de negocios se suban a un avión, especialmente si vuelan con poco tiempo de antelación.  

La pandemia ha cambiado los hábitos de los ejecutivos y las videoconferencias por zoom son ahora un feroz enemigo. Eso sin contar con la creciente concienciación que plantea el problema del cambio climático.  

Publicidad

Lo que están detectando prácticamente todos los analistas es que la recuperación de los viajes de negocios se ha quedado rezagada respecto al turismo, y este es un segmento crítico para las compañías, pues aplican tarifas mucho más elevadas.  

El largo camino hacia la normalidad 

El hecho de que muchas aerolíneas hayan podido sobrevivir a la pandemia con la flota en tierra ya es un mérito en sí mismo. Unas con ayudas estatales, como Lufthansa o Air France, y otras mediante ampliaciones de capital, como es el caso de IAG. El problema es que la vuelta a la normalidad será lenta.  

Es cierto que la recuperación comenzó ya a notarse en el tercer trimestre, pero “el ritmo a corto plazo va a ser más lento de lo que descontábamos”, dijeron los analistas de Renta 4 Banco. Pero en su opinión, el impulso debería ganar intensidad el año que viene.  

Si la subida de los precios del petróleo ofrece una tregua y la situación sanitaria no se deteriorara todavía más, los analistas todavía siguen viendo la luz al final del túnel. La clave son los los vuelo transatlánticos, donde ahora sobran asientos.

"Vemos una perspectiva muy positiva para la compañía en los próximos doce meses, a medida que regresen los servicios transatlánticos", recordaron en Deutsche Bank.

En portada

Noticias de