Ni el rebote de IAG ahuyenta el miedo a la ampliación de capital

El rebote de IAG gana altura tras reconquistar los 1,6 euros, aunque el debate sobre una ampliación de capital sigue abierto en el mercado

El rebote de International Consolidated Airlines Group (IAG) siguió ganando altura el lunes a medida que los inversores descontaron con optimismo el avance de las conversaciones entre Rusia y Ucrania.

La aerolínea cotiza con alzas del 2 por ciento y alcanza los 1,6 euros, máximos de principios de mes y zona con oportunidad de entrada. Así, reduce las caídas anuales al 3,9 por ciento, en línea con la subida que marca el resto de sector en Europa y que deja a Luthansa y Ryanair con alzas del 3 por ciento.

Publicidad

Sin embargo, aún es pronto para dar por superada la tormenta. El desenlace de la guerra está en el aire, la subida del petróleo sigue siendo una amenaza y en el mercado sigue flotando el riesgo a una posible ampliación de capital en la matriz de Iberia.

El fantasma de la ampliación de capital sigue acechando a IAG

El consenso de analistas espera para IAG un beneficio por acción este año de 0,03 euros por título, pero como explican desde IG, la guerra podría “frenar” esta evolución.

Una de las cuestiones que más ha centrado la atención de los analistas tras la presentación de resultados ha sido el estado del balance de la aerolínea.

Publicidad

Aunque IAG dijo que no será necesaria una ampliación de capital, el mercado sigue teniendo sus dudas. “El elevado gasto en capital y la deuda neta pueden generar debate”, dijeron al respecto los analistas de Barclays.

Con la orientación del gasto en capital subiendo en 2022 y con su puesta al día a niveles previos al Covid-19 en 2023, los expertos del banco británico vaticinan que los niveles de deuda neta seguirán aumentando.

Publicidad

En concreto, en Barclays calculan una ratio de deuda neta/ebitda de 3 veces en 2024, “un nivel elevado en comparación con el sector y la propia historia de la empresa”, argumentan. Por eso, piensan que el debate sobre la ampliación de capital seguirá vigente.  

Tampoco hay que olvidar, como sostienen en IG, el precio del petróleo, que aumenta los costes productivos, además de la evolución de la economía, ya que la confianza del consumidor sigue siendo negativa en la zona del euro.

Brotes verdes en el horizonte para IAG

No obstante, el mercado sigue empujando el rebote de IAG porque tampoco faltan brotes verdes a los que agarrarse.

“Observamos una fuerte recuperación en el los viajes transatlánticos, particularmente en el mercado de ocio premium”, dijeron en Barclays.

Publicidad

De hecho, esperan que el grupo recupere el 95 por ciento de su capacidad en toda su red para el verano, mientras que vaticinan una recuperación de los factores de carga.

El problema son los precios del petróleo, cuya evolución con la guerra es imprevisible. Por eso, en el banco británico recortaron sus estimaciones de EBIT en un 13 por ciento para este año y en un 14 por ciento en 2023.

En Bloomberg Intelligence reconocen que IAG está preparada para dar un salto en la demanda.

Publicidad

La cuestión es que no será posible alcanzar los niveles previos al coronavirus en ventas hasta 2023, dada la pérdida de viajes corporativos y las restricciones en Asia por el cierre del espacio aéreo ruso.

El rebote de IAG gana altura

Para los expertos en el análisis de gráficos, la cotización de IAG sigue mandando señales prometedoras que apuntan a la extensión del rebote.

El valor hizo un cierre semanal dentro de la base del canal en que viene cotizando desde mitad de marzo de 2021, aún a pesar de haberlo perforado durante la semana.

“Es una señal de fortaleza que podría tener continuidad alcista en la semana en curso”, dijo a finanzas.com José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).

Algunos osciladores muy seguidos en el mercado, como el estocástico, están amagando con cortar al alza el precio sobre la zona de sobreventa, lo que confirmaría el movimiento al alza.

Publicidad

En opinión de Herrera, IAG tiene una primera resistencia en torno a 1,7-1,75 euros, zona que antes era soporte. Más arriba, los analistas de IG marcan los 1,92 euros para entrar en tendencia alcista.

En portada

Noticias de