Endesa: los puntos negros del plan estratégico

La rebaja de previsiones de Endesa, el incremento del coste de la deuda y el recorte de los dividendos son algunas de las debilidades más significativas del plan estratégico

El plan estratégico desvelado por Endesa para los próximos tres años disgustó a los inversores, que castigaron a la eléctrica con caídas 5 por ciento. La rebaja de previsiones, el incremento del coste de la deuda y la rebaja de los dividendos son algunas de las debilidades más significativas, según las fuentes consultadas por finanzas.com.  

La compañía dibujó una hoja de ruta con beneficios netos decrecientes y con menores dividendos por acción, lo que aceleró las caídas en el parqué.  

Publicidad

En concreto, el beneficio neto de 2023 estará entre 1.400 y 1.500 millones de euros, frente a los 1.854 millones que esperaba el consenso de analistas. En 2024, el beneficio se quedará en la horquilla de los 1.700-1.800 millones, frente a los 1.950 millones esperados por el mercado.  

A pesar de que la eléctrica mantuvo el pay out en el 70 por ciento, este porcentaje supone un dividendo por acción implícito de 1 euro en 2023. La cifra es inferior a los 1,5 euros que se abonarán este año, según calcularon los analistas de Banco Sabadell.  

Endesa generará menos beneficios y menos dividendos 

El resumen es que el año que viene habrá menos beneficios, y como el pay out es un porcentaje de lo que gana la compañía, también habrá menos dividendos.  

De esta forma, la guía de ingresos netos para 2023 y 2024 quedó un 20 y un 10 por ciento por debajo de las expectativas del mercado respectivamente, a lo que se suma el recorte del dividendo, dijo Robert Pulleyn, analista en Morgan Stanley.  

Publicidad
Publicidad

A juicio de este experto, los motivos del recorte no están claros y pueden estar relacionados tanto con el impuesto a las empresas energéticas como con las ventas de activos de Enel, la matriz de Endesa.  

En la parte alta de la cuenta de resultados, a nivel de ebitda, el resultado de 2023 y 2024 también mostrará caídas, debido a “el impuesto y a los efectos de la inflación”, añadió Ángel Pérez, analista en Renta 4.  

Además, el crecimiento que pretende lograr Endesa en renovables supondrá para el grupo mayores amortizaciones y un incremento en el coste de la deuda (2,7 por ciento en 2025 frente al 1,5 actual), lo que explica la caída en el beneficio neto, dijo Pérez.  

La cuestión no es ya la subida de los tipos de interés, que encarece el coste financiero de la deuda. Es que la deuda de Endesa se quedará en 2025 entre los 11.600 y los 12.100 millones de euros, frente a la horquilla de 10.000-10.500 millones de este año.  

Falta de claridad  

La sensación entre las fuentes consultadas es de cierta falta de claridad respecto a las razones concretas que justifican la rebaja de las guías. “El recorte en la guía de ganancias es grande y no queda totalmente explicado por los mayores gastos financieros”, dijeron los analistas de UBS.  

Así, la rebaja no se puede entender sin tener en cuenta el impacto del impuesto a las compañías energéticas, que los economistas de RBC cifraron en 800 millones de euros.  

Publicidad

La combinación de beneficios a la baja, menores dividendos y mayor deuda esperada explica la mala acogida del plan estratégico en el parqué.  

En particular no gustó la caída que tendrá la remuneración a los accionistas, uno de los grandes atractivos de Endesa, que lleva moviéndose a la baja desde 2020. “Más allá de pensar en los accionistas es una empresa que no tendría en cartera”, dijo a finanzas.com Sergio Ávila, analista en IG. 

Además, las peores guías ponen de manifiesto “el reducido margen de maniobra” de Endesa para adaptarse a los contratiempos por la alta concentración geográfica, explicó Banco Sabadell. En concreto, estos imprevistos son los mayores costes de financiación y el impuesto a las energéticas.  

Riesgo de caída para Endesa 

Desde el punto de vista técnico, Endesa sigue cotizando dentro de un rango “lateral bajista”, del que no saldrá hasta que la acción no supere los 20 euros, dijo Ávila.  

Es justo en esta zona donde el valor encontrará la primera resistencia, y hasta que no se enfrente a ella, el “el riesgo de mayores caídas continúa siendo muy alto”. Por abajo, el primer soporte relevante son los 16,6 euros.  

Publicidad
Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada
Publicidad
Noticias de