Los dividendos caen un 6,5% en la bolsa española por el impacto negativo de Endesa

El pago de dividendos en la bolsa española se resiente durante el tercer trimestre al reducir Endesa la remuneración a sus accionistas

El pago de dividendos de la bolsa española se contrajo un 6,5 por ciento en el tercer trimestre del año, según los datos de un informe de la gestora Janus Jenderson. 

Esta contracción es inesperada, pues la mayoría de los analistas anticipaba un incremento de los dividendos después de que el Banco Central Europeo levantara las limitaciones que pesaban sobre la remuneración a los accionistas del sector bancario

Publicidad

Si bien, el recorte del pay out de Endesa ha pesado sobre el balance global. 

Así lo explica Juan Fierro, director de Janus Henderson para Iberia: «Al ser tan pocas las empresas que pagan, el impacto negativo de Endesa -cuyos beneficios se están viendo afectados por el aumento del precio del gas y que tiene grandes planes de inversión-, fue desproporcionadamente grande”.   

Endesa reduce el pay out del 100 al 70 por ciento 

En concreto, Endesa repartió el cien por cien de sus beneficios en 2020, pero después redujo el pay out al 80 por ciento en 2021 y al 70 por ciento en 2022 y 2023. 

Así, Endesa llegó a pagar 2 euros por acción en 2020; mientras que el dinero abonado en 2022 es de 1,44 euros (relativos al dividendo de 2021). Es decir, que la rebaja ronda el 30 por ciento. 

Publicidad
Publicidad

La razón detrás de este recorte es que Endesa ha reducido el pago a los accionistas para acelerar sus inversiones en renovables, de manera que se pueda recompensar de alguna manera la reducción del dividendo con un mayor beneficio. 

En contraposición con Endesa, Iberdrola ha aumentado el pago a sus accionistas en el mismo periodo, aunque ha sido insuficiente para equilibrarlo. 

“Iberdrola, la mayor empresa de servicios públicos de Europa, aumentó su dividendo en términos interanuales, ayudada por el crecimiento en los Estados Unidos y Brasil, aunque la rentabilidad en España está bajo presión”, relata Fierro.   

En concreto, Iberdrola reparte este 2022 un dividendo de 0,45 euros por título con cargo a los beneficios de 2021, lo que supone un incremento del 6,4 por ciento respecto al pago del año anterior, de 0,42 euros. 

Pero, además, Iberdrola también ha mejorado el dividendo con cargo a 2022 hasta los 0,18 euros por acción, lo que supone un 5,9 por ciento más con respecto a la retribución con cargo a 2021. 

Publicidad

En cuanto a la evolución futura del dividendo de ambas compañías, Iberdrola ya ha dicho que su intención es aumentarlo; mientras que en Endesa se espera que se mantenga estable, tal y como explica Víctor Peiro, analista de GVC Gaesco. 

Asimismo, Peiro añade que no anticipa más recortes de los dividendos en la bolsa española.  

“No esperamos que caigan. Los bancos llevan tiempo sin pagar y ahora están empezando a hacerlo. Los dividendos de las empresas están relacionados con el plan de inversiones de las mismas. En ese sentido, suelen tener políticas bastante estables. Incluso empresas como Acerinox, muy cíclicas, suelen tener dividendos bastante estables”, apunta Peiro. 

Tanto Iberdrola como Endesa se encuentran entre los principales pagadores de la bolsa española por volumen, según el índice JHGDI. 

Publicidad

En concreto, el orden es el siguiente: Inditex, Iberdrola, BBVA, Banco Santander, Telefónica, Endesa, Caixabank, Naturgy, Repsol, Ferrovial y Cellnex. 

Aunque la diferencia entre unos y otros es enorme, entre los 4.055 millones de dólares que ha abonado Inditex entre el último trimestre de 2021 y el tercero de 2022, según los datos de JHGDI; y los 36 que ha pagado en ese mismo plazo Cellnex.  

Los dividendos suben a nivel global 

La situación de los dividendos de la bolsa española en el tercer trimestre de 2022 contrasta con la global. 

Específicamente, los repartos a nivel mundial escalaron hasta los 415.900 millones de dólares, lo que supone una cifra histórica para un tercer trimestre. En términos subyacentes, el crecimiento fue del 10,3 por ciento. 

El motivo de esta escalada tiene que ver con los dividendos de las petroleras, que se dispararon un 75 por ciento hasta alcanzar un récord de 46.400 millones de dólares, impulsados por la revalorización del crudo. 

Publicidad

De este modo, los dividendos de las petroleras lograron neutralizar los menores repartos de las empresas mineras. 

De hecho, de no haber sido por el incremento en los pagos de las compañías petroleras, el volumen total se habría mantenido estable con respecto al mismo periodo del año anterior (en lugar de crecer). 

Los dividendos subirán en el futuro próximo 

En cuanto al cierre del año, los expertos de la gestora Janus Henderson son optimistas y, de hecho, han mejorado su previsión para 2022. 

Específicamente, ahora prevén que los dividendos mundiales alcancen este año los 1,56 billones de dólares, un 8,9 por ciento más en base subyacente

Janus Henderson no hace predicciones de dividendos por países pero, según explica Jane Shoemake, gestora de carteras de clientes de la compañía, el MSCI Spain paga actualmente un dividendo del 4,1 por ciento y el consenso IBES estima un crecimiento del mismo entre el 6 y el 7 por ciento para 2023. 

En portada
Publicidad
Noticias de