El vicepresidente de Pharmamar mira a fin de año para disparar sus beneficios

El laboratorio Zendal, propiedad del vicepresidente de Pharmamar, espera cerrar el año con la autorización de la EMA para producir la vacuna contra el coronavirus de Novavax

La larga espera de Pedro Fernández Puentes, vicepresidente de Pharmamar, para que su laboratorio Zendal comience a producir para el Viejo Continente la vacuna contra el coronavirus de Novavax parece llegar a su fin. 

Tras cerca de un año de retraso desde el objetivo inicial de comercialización, Novavax ya se encuentra en proceso de presentar ante la autoridad sanitaria europea, la EMA por sus siglas en inglés, la solicitud de comercialización del suero. 

Publicidad

Además, está realizando el mismo proceso en otras geografías europeas como el Reino Unido y en otros países como CanadáAustralia o Nueva Zelanda tras demostrar en la fase tres del ensayo, la previa a la comercialización, una eficacia global del 90,4 por ciento.

Una vacuna diferente al resto 

La vacuna es un 100 por ciento eficaz contra la enfermedad moderada y grave, un 93 por ciento de eficacia contra cualquier tipo de variante y un 91 por ciento eficaz en poblaciones de alto riesgo en las que la tasa de mortalidad aumenta en caso de contraer el coronavirus. 

La vacuna ya ha sido aprobada en Indonesia convirtiéndose así en la primera vacuna contra el coronavirus basada en proteínas recombinantes llamada NVX-CoV2373. La compañía francoaustriaca también espera completar toda la documentación para la solicitud de venta en los Estados Unidos antes de que acabe el año. 

Publicidad

De este modo, Fernández Puentes se coloca como un actor clave pues Zendal también se encargará de fabricar el principio activo una vez Novavax se asoció con el Serum Institute of India también para la fabricación.

Publicidad

Zendal puede hacer frente a 500 millones de dosis 

Desde la creadora de la vacuna se ha señalado que los acuerdos podrían ampliarse o crearse nuevos adicionales conforme evolucione el suministro global del antídoto. 

A Zendal no le pillará por sorpresa los encargos de Novavax pues, ya que se esperaba que en estas fechas estuviese asentada en el mercado, la fábrica de O Porriño, Pontevedra (que con anterioridad fue propiedad de Astrazeneca) está lista para hacer frente hasta 200 millones de dosis que pueden llegar desde la Unión Europea

La Comisión Europea firmó en agosto un acuerdo de compra de 100 millones de dosis de la vacuna con opción de ampliarlas a otros 100 millones una vez sea aprobada y revisada por la EMA. 

De inicio, desde su filial BiofabriZendal está comprometida a producir 250 millones de dosis para cumplir con los pedidos desde la Unión Europea y tiene reservada una capacidad para al menos 500 millones de dosis.

La vía de la dosis de refuerzo 

Otro punto a favor de Pedro Fernández Puentes, también primo del presidente de Pharmamar (José María Fernández Sousa), es la llegada de la tercera dosis o dosis de refuerzo donde Zendal puede encontrar un gran hueco en el mercado. 

La fórmula de Novavax se posiciona como alternativa de dosis de refuerzo a los ya vacunados con Janssen (Johnson & Johnson) suero sobre el que continúan las investigaciones sobre coágulos o Astrazeneca, por el mismo motivo. 

Publicidad

Por otro lado, tras el conflicto llevado a los tribunales entre Astrazeneca y la Unión Europea por las entregas de dosis según los contratos, Bruselas no comprará ninguna dosis más de esta marca. Otro punto a favor para Zendal. 

Respecto a su administración en solitario contaría a su favor con el hecho de que su eficacia contra cualquier mutación es superior al 90 por ciento. Además, dicha eficacia llegaría al 95 por ciento en las mutaciones actuales más agresivas según un nuevo estudio.

Atención a los estándares de calidad 

La compañía comandada por el número 2 de Pharmamar también tiene muy presente los altos estándares de calidad que las agencias sanitarias exigen a las compañías que están fabricando vacunas contra el Covid-19. 

Y Novavax ya ha escrito un capítulo en este sentido pues según publicó el medio Politico, con una información de la que se hizo eco Reuters, Novavax tiene dificultades para demostrar que puede fabricar su remedio en base a las exigencias de calidad fijadas para el coronavirus. 

Publicidad

Según este medio, que se basaba en fuentes anónimas familiarizadas con el proceso, los métodos de Novavax para probar la pureza de las vacunas no han cumplido con las exigencias de la FDA.

En portada
Publicidad
Noticias de