El IBEX 35 se revaloriza un 200 por ciento desde su estreno hace 30 años

El selectivo cumple 30 años y cotiza lejos de sus máximos, que registró en 2007 cerca de los 16.000 puntos

El IBEX 35 está de aniversario. En dos días, el 14 de enero, el selectivo español por excelencia cumplirá nada menos que treinta años desde su estreno bursátil, en 1992.

Desde aquel primer día de cotización, que cerró en los 2.676,12 puntos, el índice patrio se revaloriza nada menos que un 227 por ciento hasta los niveles de 8.774 puntos que marca este miércoles poco antes del cierre.

Se trata de una revalorización muy importante durante estas tres décadas y que viene a apuntalar la creencia de que la renta variable aporta rentabilidad a largo plazo, por mucho que haya momentos de inestabilidad y caídas abruptas como las que vimos en marzo de 2020 por culpa de la pandemia de coronavirus.

El IBEX 35 cotiza lejos de máximos

Si bien, probablemente no tengan la misma opinión las personas que compraron IBEX 35 cerca de sus máximos, rozando los 16.000 puntos (en los 15.945,70 puntos) en noviembre de 2007, antes de que Lehman Brothers entrara en quiebra y desatara la crisis financiera global de 2008.

Este comportamiento destaca frente al de las grandes bolsas occidentales como Wall Street, París o Frankfurt, que sí han logrado superar su máximos históricos este 2021 con el buen comportamiento que han vivido los mercados el año que acaba de terminar, gracias a la reapertura de las economías y a las medidas de apoyo monetario y fiscal impulsadas por los gobiernos y bancos centrales.

Y es que el selectivo, un índice caracterizado por el elevado peso de los valores bancarios y las 'utilities', lleva muchos años arrojando un comportamiento muy por debajo de sus homólogos occidentales (no digamos ya de las bolsas americanas, donde la buena evolución de los valores tecnológicos -prácticamente ausentes del IBEX 35- ha disparado la rentabilidad).

Publicidad
Publicidad

En 2022, el IBEX 35 ya va rezagado frente al resto de índices europeos

En lo que va de 2022, que es poco, el IBEX 35 ya se ha quedado rezagado del resto de capitales europeas, al anotarse una subida del 0,77 por ciento; por debajo del 2,3 por ciento que suma el FTSE 100 británico; el 1,3 por ciento que escala el FTSE Mib italiano; el 1,23 que sube el CAC 40 parisino o el 0,96 por ciento que aumenta el DAX alemán.

Es por esto que muchos gestores de activos españoles recuerdan la necesidad de diversificar globalmente las carteras y prefieren, de hecho, poner el grueso de sus inversiones fuera de nuestro país.

Si bien, otros expertos tienen buenas perspectivas sobre la bolsa española y para el selectivo IBEX 35, en concreto. Es el caso de Renta 4, una casa de inversiones que cree que el índice español podría alcanzar los 10.700 puntos, recuperándose de su peor comportamiento frente a los otros selectivos de referencia del Viejo Continente.

Valoraciones atractivas en los miembros del IBEX 35

Parte de su armamento para lograr este hito reside en las atractivas valoraciones que tienen sus miembros tras un comportamiento peor durante varios años.

Asimismo, el selectivo también despierta interés fuera de nuestro país, pues el 57 por ciento de las acciones de las compañías que lo componen se encuentra en manos de inversores extranjeros.

Publicidad

Uno de los factores que ha favorecido este interés por la bolsa española es su elevado dividendo, uno de los más altos de Europa y bandera de la bolsa de nuestro país.

Aunque la mayoría de las compañías que atraen a estos inversores no estaban cuando el IBEX empezó su andadura, con la excepción de Telefónica, un clásico que cotiza en el índice desde los inicios.

En cuanto a su mínimo histórico, lo registró poco después de iniciar su andadura, el 5 de octubre del mismo 1992, cuando tocó los 1.873 puntos.

En portada
Publicidad
Noticias de