El IBEX 35 cede el soporte crítico de los 8.850 puntos por la presión inflacionista

El IBEX 35 recoge con pérdidas de calado el incremento de la presión inflacionista. Repsol, de los pocos valores que se libran del desplome

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, dio este martes un último cambio en los 8.769,4 puntos, retroceso del 2,59 por ciento, y cede así el soporte crítico de los 8.850 puntos pues los 9.000 puntos logrados el lunes daban acceso a un escenario de mejores perspectivas.

El analista técnico de finanzas.com, Josep Codina, ya avisó en el último número de INVERSIÓN de que, aunque se pudiesen superar a cierre los 9.000 puntos, no se dejaban de lado los soportes clave de los 8.500 puntos y que, de cederlos podría abrirse un escenario negativo hacia los 8.250-8.000. 

Publicidad

Codina señalaba que esta situación de podría producir debido a que la debilidad del selectivo sigue latente. Por tanto, cualquier situación que causa un mal desempeño de los parqués a nivel global arrastraría al selectivo.

Los mayores descensos de la jornada en el IBEX 35 fueron para Fluidra con una caída del 8,58 por ciento; Solaria, 4,89 por ciento; Colonial, 4,19 por ciento; Ferrovial, 4,01 por ciento, e Indra, 3,83 por ciento. Únicamente tres valores terminaron en positivo: Repsol, por la subida del crudo, ascenso del 0,53 por ciento; Naturgy, un 0,23 por ciento, y Aena, un 0,17 por ciento.

Las tecnológicas de Wall Street lastran a los selectivos 

Las caídas han llegado por la presión inflacionistas. Las principales plazas del Viejo Continente se movieron hasta la apertura de Wall Street con descensos que rondaban el 1 por ciento, pero la apertura de la Bolsa de Nueva York, con caídas superiores a dicho porcentaje incrementaron las ventas en Europa,

Sobre todo en los selectivos del sur de Europa donde se han producido las caídas más abultadas al cierre, mientras que en los Estados Unidos el señalado es el Nasdaq tecnológico, cae más del 2 por ciento tras el cierre europeo, pues a sus compañías les afecta en mayor medida los temores a un incremento de la inflación al estar muy supeditadas a la escalada de los intereses de la deuda.

Publicidad
Publicidad

El IBEX 35 fue el selectivo que más perdió en Europa seguido del FTSE MIB y CAC, 2,17 por ciento ambos. El DAX se dejó un 2,09 por ciento y el FTSE 100, un 0,5 por ciento. A nivel de zona del euro, el Euro Stoxx 50 se cayó un 2,56 por ciento.

El caso es que apenas una semana después de la conclusión de las reuniones de los principales bancos centrales del mundo, el mercado comienza a descontar que la inflación no será algo puntual y que puede permanecer en el tiempo.

Lagarde intenta calmar los nervios 

Sus conclusiones se desprenden de las propias estimaciones y anuncios lanzados por los bancos centrales los cuales, antes del verano, consideraban que esta situación era circunstancial, del corto plazo. 

En este sentido, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, señalo en esta jornada que no hay reaccionar exageradamente a la inflación a la que sigue calificando como “temporal”. 

Con sus palabras busca calmar al a comunidad financiera a través de afirmaciones como que el desafío clave es “asegurar que no reaccionemos de manera exagera a choques transitorios que no tienen relación con el medio plazo”, por lo que espera que los IPC se relajen en el corto plazo. 

Publicidad

La OPEP apunta a una demanda superior a 2019 

Pero los inversores no lo estiman igual y los efectos de la inflación se extienden al petróleo que añade más incertidumbre tanto al IPC como a los bancos centrales pues su precio asciende ante la mejora del crecimiento económico a nivel global con un importante incremento de la demanda. 

Un incremento que, según acaba de anunciar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a medio plazo, sea de una media de 104,4 millones de barriles diarios en 2026, 4,4 millones más que en 2019 y 13,3 más que el año pasado

Además, también se atisban, según varios informes, problemas de abastecimiento por los recortes de producción fijados por la OPEP lo que lleva al barril de crudo de Brent, el de mayor referencia internacional, a superar los 80 dólares en el mercado futuros, el mayor precio desde 2018.

El euro pierde contra el dólar por la inflación y la Fed

Respecto al mercado de divisas, el mayor perjudicado es el euro contra el dólar que pierde el nivel de los 1,17 dólares sobre el cual intentaba mantenerse desde la semana pasada afectado ya por el hecho de que más de la mitad de los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Fed se mostrase proclive a una subida de tipos en 2022, antes de los estimado por el BCE. 

El mercado de renta fija también vive su batalla particular, mientras que el 18 de octubre la Administración de los Estados Unidos podría cerrar por falta de liquidez ante la falta de acuerdo entre los Demócratas y Republicanos para subir el techo de gasto. 

Publicidad

Con todo, el bono a 10 años de los Estados Unidos supera el 1,5 por ciento, el bund alemán retrocede hasta el 0,2 por ciento y el español a 10 años pasa del 0,45 por ciento por las ventas de deuda que provocan el incremento de los intereses.

En portada
Publicidad
Noticias de